Estados Unidos acusa a España de fomentar las descargas en P2P

Estados Unidos acusa a España de fomentar las descargas en P2P

Redacción

La Oficina para la Defensa de los Intereses Comerciales de Estados Unidos (USTR en sus siglas en inglés) sigue empeñada en situar a España como uno de los países donde más frecuentemente se practican los "robos de propiedad intelectual". En su informe anual "Special 301", asegura que al no penalizar el intercambio de archivos, la Fiscalía General del Estado fomenta las descargas de archivos protegidos con derechos de autor.

España continúa un año más dentro de la "lista negra" que emite este estamento norteamericano sobre los países con más alto índice de lo que ellos consideran "piratería". "El gobierno español no ha corregido las partes de la circular de la Fiscalía General del Estado de 2006 que parece despenalizar el intercambio ilegal de archivos utilizando redes P2P, de forma que contribuye a crear la percepción equivocada en España de que tal actividad es legal", asegura el informe. Esta circular "excluye del ámbito de la represión penal" las conductas en las que el ánimo de lucro "no concurra".

De este modo, la USTR hace un llamamiento a nuestro país a tomar "con insistencia una rápida y efectiva medida para solucionar este asunto". "El marco de trabajo legal existente en España no ha llevado a la cooperación entre los proveedores de Internet y los poseedores de derechos de propiedad intelectual para reducir la piratería en Internet", afirma el informe. Además, señala como algo negativo que el sistema legal español "generalmente no conlleva penas por la infracción de la propiedad intelectual".

A pesar de esto, el informe también reconoce que algunas medidas adoptadas por el Gobierno, tales como la futura Ley de Economía Sostenible, “han servido de estímulo positivo para luchar contra la piratería en España”. El informe insiste en la lucha contra "el robo de propiedad intelectual en los mercados extranjeros" para salvaguardar los derechos de los aproximadamente "18 millones de norteamericanos" que trabajan en compañías relacionadas con la propiedad intelectual.

España se encuentra en la lista de vigilancia para la USTR, aunque no de forma prioritaria como es el caso de China, Canadá, Rusia o Chile entre otros. La situación de España parece más cercana a la de Filipinas, Bolivia o Brasil según este texto que, por otro lado, no incluye a Estados Unidos.