Los británicos tendrán que destinar 200 euros para proteger su conexión y evitar descargas

La nueva Ley de Economía Digital aprobada en Reino Unido contempla sanciones y desconexiones a los usuarios que descarguen contenidos protegidos. En caso de que un intruso acceda a una red inalámbrica y realice una descarga no autorizada, el responsable será el titular de la línea.

Según el operador Talk Talk, proteger las redes domésticas costará a cada abonado 200 libras (225 euros), el objetivo es evitar que un intruso pueda acceder y realizar algún acto ilegal como descargar un álbum de música. La compañía señala que muchos usuarios tendrán que cambiar sus puntos de acceso, tarjetas de red y routers inalámbricos para mejorar su seguridad. En total tendrán que protegerse 17,9 millones de hogares británicos lo cual supondrá un desembolso de 300 millones de euros aproximadamente.

La nueva ley contra la piratería aprobada por el Gobierno británico prevé sanciones por descargar contenidos protegidos por derechos de autor. "Si un abonado tiene la red WiFi abierta y otro usuario la utiliza para descargar, el responsable será el titular de la línea", aseguran fuentes de la operadora. Con la nueva norma, los clientes tendrían la obligación de adoptar "medidas razonables" para evitar que su red sea utilizada por hackers con fines ilícitos.

Andrew Heaney, director ejecutivo TalkTalk ha criticado la medida poniendo como ejemplo que "si los vándalos irrumpen en el domicilio de alguien y empiezan a tirar ladrillos por la ventana a los peatones, nadie pondría en duda que el propietario de esa casa no sería el responsable del acto".

Protestas contra la Ley de Economía Digital

Al igual que en nuestro país, en Reino Unido han comenzado las protestas por esta medida y diversos grupos de internautas han comenzado una recogida de firmas para evitar que la Ley se acabe aplicando.