La fibra óptica y velocidad ultrarrápida llega a Canadá con límites de descarga

Las ofertas de banda ancha ultrarrápida han llegado a Canadá gracias a la fibra óptica y VDSL2, sin embargo la mayoría de ofertas tiene limitaciones de tráfico. ¿Qué sentido tiene ofrecer velocidad y limitar las descargas? ¿Llegará ese modelo a España?

La operadora de telecomunicaciones Bell acaba de anunciar un ambicioso despliegue de fibra hasta el año 2013 que tiene como objetivo ofrecer 100 megas de bajada y 20 de subida en numerosas regiones. Este año los internautas de Quebec y Ontario podrán disfrutar de conexiones ultrarrápidas por un precio que oscilará entre los 30 y 50 dolares al mes.

Límite de descarga

Sorprendentemente las ofertas de fibra tendrán un límite de 75 GB de tráfico a partir de los cuales el operador cobrará al usuario. No tiene sentido que se pueda superar en un día el límite de consumo. Este modelo también está popularizándose en otros países como Estados Unidos. Los operadores justifican el alto precio del mantenimiento de la red y el incremento de tráfico que ha causado el vídeo y los servicios de streaming en alta definición.

Los operadores de cable canadienses también han comenzado a adoptar el famoso DOCSIS 3.0 lanzando ofertas de 50 megas. A pesar de que los precios son económicos (30 euros aproximadamente), los límites de tráfico son un inconveniente importante.