La rebaja en el precio del ADSL en España cada vez más lejos

La rebaja en el precio del ADSL en España cada vez más lejos

Javier Sanz

2010 tampoco será el año en el cual baje el precio de la banda ancha en España. Los operadores ganan menos porque ofrecen promociones importantes para captar clientes, sin embargo los precios finales permanecen intactos para no dañar sus cuentas de resultados.

El 2009 estuvo marcado por la crisis económica y la banda ancha se fue estancando mes a mes. Con respecto a años anteriores, se redujo más de un 30% el número de contrataciones según datos de la Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Los operadores que más lo notaron fueron Telefónica y Orange, además de los "cableros" que no fueron capaces de despegar a pesar de que tecnológicamente están por delante del ADSL.

Previsiblemente, la elevada proporción de clientes con promociones en las nuevas altas, que aportan unos ingresos inferiores a los que pagan los abonados sin promoción, seguirá reduciendo la facturación total de las operadoras, al pesar cada vez más los suscriptores con descuentos en sus facturas sobre el parque total. A las nuevas altas se suman los abonados que consiguen rebajas puntuales con ofertas de contención de bajas. Actualmente todos los operadores ofrecen descuentos de hasta el 50% en las cuotas cuando un cliente llama y solicita la baja del servicio.

Esta agresividad comercial para captar clientes en época de recesión tiene ya reflejo en las cuentas de resultados de los operadores. Según apunta Expansión, en 2009 las telecos han reducido más de un euro al mes su ingreso medio por cliente, un descenso provocado por las promociones de bienvenida, no por una bajada de los precios.

Vodafone y Jazztel son los únicos que crecen

Las dos operadoras han sido capaces de crecer tanto en clientes como en facturación. Ofertas agresivas y servicios innovadores han sido la clave del éxito. En 2010 no se esperan demasiados avances, podemos asistir al lanzamiento de ofertas de VDSL con mayor velocidad, pero los precios finales van a seguir intactos, muy por encima de la media europea. Como curiosidad, si observamos una comparativa europea realizada en 2006, el precio del ADSL en España sigue siendo más caro que en otros países y eso que las diferencias han aumentado.

Ver comparativa ADSL y cable con todas las ofertas actuales