Los operadores en contra de que la banda ancha esté dentro del servicio universal

Telefónica, Ono, Orange y Vodafone han criticado los planes del Gobierno para incluir a la banda ancha dentro del servicio universal que garantiza el acceso a una conexión digna a todos los ciudadanos. Las "telecos" consideran que no tiene sentido aumentar los costes de las mismas en este período de crisis económica.

"En momentos como el actual, de coyuntura económica adversa, no tiene sentido aumentar los costes de las empresas inversoras vía mayores obligaciones del servicio universal, sino todo lo contrario" indicaron fuentes de Redtel, asociación que engloba a los cuatro operadores. Por otro lado, Jazztel que no forma parte de la asociación también ha manifestado que el "ejecutivo no puede penalizar la capacidad inversora" de las compañías.

El pasado 13 de octubre, el Ministerio de Industria abrió una consulta pública sobre las prestaciones de la banda ancha como parte del servicio universal. Entre los aspectos fundamentales que está definiendo se encuentra la velocidad mínima que deberá proporcionarse a todos los ciudadanos.

Un mega como mínimo

Esecretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, explicó hoy que el acceso funcional a Internet es un servicio universal en España y en "muy pocos" otros países. De hecho recordó que están recabando información de todos los sectores, incluidos los usuarios para definir las prestaciones del servicio.

Actualmente, el servicio universal incluye la telefonía fija y banda strecha (56 Kbps) en todas las poblaciones. Si finalmente la banda ancha entra dentro del servicio, se reducirá considerablemente la brecha digital a pesar de que los operadores estén en contra de acometer las inversiones.