España a la cola de Europa en teletrabajo por la velocidad de la banda ancha

El teletrabajo sólo ocupa al 4,9% de los españoles mientras que en Europa la media es del 13%. Una de las razones principales es la velocidad de la banda ancha según se desprende de un estudio sobre el impacto de la fibra óptica en el teletrabajo. Por ejemplo, para utilizar aplicaciones de telepresencia en alta definición es necesaria una conexión de 24 megas y 50 milisegundos de latencia.

Las redes de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) ayudan a crear un entorno de trabajo similar a la oficina desde casa. El teletrabajo requiere conexiones simétricas para subir contenidos como presentaciones, ficheros, vídeo interactivo en tiempo real, correos electrónicos.. etc. De hecho FTTH Council ha publicado un estudio sobre el impacto de las redes de fibra en Estados Unidos que muestra las siguientes conclusiones:

Con fibra se trabaja más y mejor

La mayoría de los encuestados trabaja más desde casa gracias a su conexión ultrarrápida, en concreto, una media de 2 días más al mes. Un 17% de estos usuarios de fibra óptica asegura que ha aumentado su teletrabajo en 12 días al mes gracias a la nueva tecnología. Otro 17% de usuarios tiene negocio propio desde casa y asegura que más de tres cuartas partes de sus negocios no serían posibles, o serían menos eficientes, sin conexiones simétricas de FTTH. Otro detalle importante es que este tipo de conexiones facilitan la flexibilidad de horarios de muchos usuarios, evitando, por ejemplo, las horas punta de tráfico en las cuales las conexiones de ADSL se pueden saturar.

España a la cola de Europa

Un estudio que fue elaborado en 2003 por la Universidad Carlos III pero que los expertos consideran que tiene validez actualmente, refleja que España se encuentra a la cola de Europa en teletrabajo. Lógicamente la industria de servicios en España es totalmente diferente de la del resto de Europa sin embargo la banda ancha juega un papel importante. El operador más importante (Telefónica) sólo tiene 15.000 empresas conectadas a su red de fibra a pesar de que la cobertura llega a 350.000 hogares.

Lógicamente, el teletrabajo es muy difícil teniendo en cuenta que la media de velocidad de subida en España es inferior a 330 Kbps.