Telefónica volverá a vender ADSL y fibra en Brasil tras dos meses de suspensión

El regulador brasileño Anatel ha autorizado a Telefónica para volver a comercializar sus servicios de banda ancha después de dos meses de suspensión por problemas generalizados en el servicio. La operadora ha mejorado la capacidad de su red y ha preparado un plan de contigencia para adelantarse a posibles incidencias.

La operadora estará sometida a vigilancia durante el segundo semestre de este año para verificar que no se reproducen los problemas anteriores de saturación en la red y para aplicar nuevas "medidas preventivas" en caso de que sea necesario.

El pasado mes de junio, el regulador brasileño decidió paralizar las ofertas de Telefónica por varias incidencias que provocaron pérdidas millonarias en Sao Paulo. Posteriormente, las autoridades brasileñas solicitaron más de 370 millones de euros de indemnización para compensar a los clientes afectados.

La operadora ha tardado dos meses en solucionar los problemas

Entre otras medidas, Telefónica ha duplicado la capacidad de sus servidores y además ha ampliado en un 80% la capacidad de su red con el despliegue de varios cables de fibra submarinos.

También ha instalado un novedoso sistema de monitorización que controlará a los más de 2,6 millones de clientes de banda ancha que tiene la operadora. Hay que recordar que las ofertas en Brasil son atractivas e incluso varios barrios de Sao Paulo tienen acceso al Trío Futura con 30 megas de bajada y 5 de subida.