La penetración de hogares con fibra óptica en España es inferior a la media europea

En España hay 9,06 millones de conexiones de banda ancha sin embargo sólo el 0,28% son a través de fibra óptica hasta el hogar. En otros países como Japón o Corea del Sur la penetración es superior al 45%, por este motivo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha criticado el lento despliegue de fibra en Europa.

La media de conexiones de fibra óptica sobre el total de líneas de banda ancha en los países de la Unión Europea es del 1,28%. España se encuentra por detrás de la media y únicamente países como Francia, Suecia, Noruega o Eslovaquia pueden presumir de conexiones de velocidad ultrarrápida.

Se calcula que en España hay poco más de 26.000 conexiones de fibra óptica, de las cuales la mayoría corresponden a empresas que contratan servicios dedicados. Aunque Telefónica tiene más de 250.000 hogares preparados para este tipo de acceso, la Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) señala que sólo 2.255 clientes residenciales tienen contratado el Trío Futura de 10 o 30 megas.

Estas cifras ponen de manifiesto que el despliegue en Europa es lento pero en España es todavía peor. Además, Telefónica ha confirmado que retrasará el despliegue de fibra para paliar los efectos de la crisis económica lo cual nos alejará más de los países avanzados.

Según señala Cinco Días, British Telecom, en cambio, ha optado por el camino contrario a Telefónica y ha comunicado que acelerará el despliegue de su red de fibra, con el objetivo de tentar a los clientes con la mejora tecnológica.

Lamentablemente, en España, la red de fibra tampoco recibirá el impulso de los operadores alternativos, muy reacios a invertir. Unicamente los asturianos pueden presumir de conexiones de 100 megabits gracias al despliegue de la red Asturcón financiada por el Gobierno del Principado.