Los grupos políticos minoritarios son los únicos que se preocupan por el precio del ADSL

Los precios de la banda ancha en España siguen siendo un problema y únicamente los grupos políticos minoritarios como NaBai, los Verdes o el BNG han sido los que han propuesto medidas para que se equiparen al resto de Europa.

Ayer señalaron fuentes de los Verdes de Aragón en un comunicado que "tener una conexión a Internet de calidad ya no es un lujo, sino una necesidad, y debe de reconocerse como derecho universal", tal como reclama la Asociación de Internautas y la plataforma ADSLmásbarato.com. Según un portavoz del grupo, "esta situación hace que el déficit tecnológico de España aumente pese a las promesas del Gobierno Zapatero que prometió cambiar el modelo productivo bajo el lema "menos ladrillo y más tecnología",

El pasado mes de mayo, Nafarroa Bai presentó una moción en el parlamento navarro para que el Legislativo se adhiriese a la "campaña por un ADSL más barato y más rápido. El grupo político destacaba que Telefónica "es el operador dominante más caro de toda Europa, ya que cobra 41 euros mensuales por un acceso de 3 megabits, mientras en países como Alemania se pagan 35 euros por 16 megabits".

Un mes antes, en abril el Bloque Nacionalista Gallego (BNG) también pidió explicaciones al Gobierno por el alto precio de la banda ancha. El grupo gallego destacó en el Congreso que el coste mensual medio de la banda ancha asciende a 45,83 euros, un 24 por ciento más que la media europea.

Mientras tanto, los grupos mayoritarios como PSOE, PP o IU miran para otro lado y no abordan el problema de la banda ancha en España. Así, difícilmente podemos mejorar nuestra penetración a Internet.

Ver comparativa ADSL y cable con todas las ofertas