La lucha contra el P2P fracasa en el Reino Unido

La lucha contra el P2P fracasa en el Reino Unido

Javier Sanz

El Gobierno británico parece tener un problema con el P2P, ya que sus medidas y amenazas no surten efectos entre los jóvenes internautas. Al menos así lo confirma un estudio de la Universidad de Hertfordshire en el que se confirma que los jóvenes de entre 14 y 24 años tienen en su ordenador una media de 8.000 canciones descargadas a través de las redes P2P. Los más noveles además aseguran ser conscientes de que en el Reino Unido es ilegal compartir ficheros a través de las redes de intercambio.

Curioso encargo

Lo más irónico del caso es que esta investigación ha sido encargada por UK Music, la asociación que agrupa a la industria musical británica. En este mismo estudio se confirma que el 61% de los entrevistados seguían intercambiando archivos protegidos a través de Internet, la misma cifra que el año pasado. Es decir, las amenazas y medidas del Gobierno británico parece que se han quedado en agua de borrajas.

Otro de los puntos calientes del informe era el papel de los nuevos servicios de música en formato streaming, tipo Spotify, que permiten escuchar todo tipo de música sin necesidad de tener que guardar los archivos en el ordenador. De los 1.808 entrevistados llama la atención como el 80% no tiene interés por pagar por la música y como el 90% asegura que prefiere descargarse su música en vez de solo escucharla a través de uno de estos servicios.

Tarifa plana y discos de culto

También es importante destacar como en el mismo informe queda claro que los servicios de descarga de música de pago de forma ilimitada como el que tiene Nokia y la compra de CD o DVD de artistas favoritos son las únicas opciones ante las que los más jóvenes están dispuestos a pagar. En el mencionado estudio el 85% dice estar a favor de los servicios de pago de descargas ilimitadas, mientras que un 75% podría pagar por productos oficiales de sus ídolos. Es decir, los discos compactos de culto son cada día más una de las puertas del futuro del mundo de la música.