Los operadores móviles no trasladan al usuario las rebajas impuestas por la UE en roaming

El pasado 1 de julio, entraron en vigor las nuevas tarifas aprobadas por Bruselas para llamar, enviar SMS o acceder a Internet en Europa. Los operadores de momento no han trasladado las rebajas al usuario final y conectarse a Internet continúa siendo un lujo.

Nada más encender el móvil en Malta, Movistar envía el siguiente SMS:

Enviar y recibir MMS: 4,64 euros (hasta 300 Kb), acceder a Internet 11,60 euros al día (10 megas)

Según la Federación de Consumidores en Acción (FACUA) los operadores de telefonía móvil no están aplicando al usuario final las rebajas impuestas por la Comisión Europea. De hecho, esta asociación calcula que abrir un correo electrónico fuera de España con dos fotos de 2,5 megas cada una puede llegar a costar 58 euros con un operador español, un precio desorbitado para acceder a la red de forma esporádica en otro país europeo.

A partir de julio, las llamadas desde el extranjero, IVA excluido, no deberían costar más de 0,43 euros las realizadas y 0,19 euros las recibidas, sin embargo no está claro lo que realmente cobran los operadores. Volviendo al ejemplo de Movistar, el SMS que envía es el siguiente:

Tarifa Diaria Profesional Europa: por un euro (cuando la use) hable con España por 11 céntimos/Min más IVA. ¿Qué sucede si no se activa? ¿Respetarán las tarifas impuestas por Bruselas? De momento, en acceso a Internet está claro que no.

Relacionados:

Bruselas aprueba la bajada de los precios de la telefonía móvil a partir de julio

La banda ancha móvil fuera de España sigue siendo carísima. Comparativa de operadores