Bruselas acepta la misma regulación de banda ancha en Portugal que fue vetada en España

El pasado lunes, la Comisión Europea decidió aprobar la nueva regulación para la banda ancha propuesta por el regulador portugués Anacom. Algunas de las propuestas aceptadas por Bruselas fueron vetadas en España.

La propuesta de Anacom es muy similar a la que planteó la Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) en España. En las zonas competitivas donde haya al menos tres operadores, el incumbente Portugal Telecom no tendrá que ofrecer un servicio mayorista. Por el contrario, en las zonas no competitivas, el ex monopolio portugués tendrá que ofrecer un servicio de reventa a sus competidores.

Estas áreas competitivas en Portugal están bastante limitadas geográficamente, ya que prácticamente se reducen a las grandes ciudades, como Lisboa y Oporto, pero concentran la gran mayoría de los clientes portugueses, concretamente el 61%.

Según señala Expansión, aunque ambas propuestas son similares, y los dos ex monopolios tienen que compartir sus canalizaciones para que los alternativos desplieguen fibra, Bruselas ha decidido aceptar las propuestas del regulador portugués y vetar las de España.

Regulación en España

La CMT tuvo que eliminar la regulación por zonas vetada por Bruselas y aprobó en octubre la regulación de los servicios mayoristas basados en fibra óptica. Los peradores alternativos pueden replicar en todo el territorio nacional las ofertas de Telefónica que tengan una velocidad de acceso igual o inferior a 30 Megas.