Bruselas no está de acuerdo con la regulación de la fibra propuesta por la CMT

La regulación de las redes de nueva generación propuesta por la Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) no convence a Bruselas. Aunque ha renunciado a vetar la propuesta del regulador nacional, sigue criticando y pidiendo variaciones en la decisión final.

Según publica Cinco Días, Bruselas ha puesto pegas a cinco de siete propuestas de regulación de la CMT, todas relacionadas con la banda ancha y telefonía móvil.

El regulador rebajará las tarifas de terminación de telefonía móvil a partir de octubre de 2009 sin embargo a Bruselas le parece tarde. Tampoco le convence a la Comisión Europea la asimetría que concede la CMT a Yoigo y que permite a este operador tener precios de terminación superiores a Telefónica, Vodafone y Orange. Por último, Bruselas cuestiona incluso la metodología con la que el regulador español hace el cálculo para fijar los precios.

Críticas a la regulación de las redes de nueva generación

La Comisión Europea está menos de acuerdo aún con las medidas que propone adoptar la CMT para que el cableado en el interior de los edificios no se convierta en un cuello de botella para el desarrollo de las redes de fibra de banda ancha.

La buena noticia para el regulador nacional es que tiene la última palabra y podrá atender o no las sugerencias de Bruselas.

Artículos relacionados:

Los operadores alternativos podrán revender VDSL2 de 25 Megas a partir de 39 euros

La Comisión Europea anima a los gobiernos a invertir en redes de fibra óptica