Wanadoo estafa a cientos de trabajadores de Qualytel

Wanadoo estafa a cientos de trabajadores de Qualytel

Javier Sanz

Malo nos cuenta: » No es mas que una reivindicacion de la tomadura de pelo mayor de la historia. Es por esto que posteo el comunicado oficial de los ex-trabajadores de Qualytel-Wanadoo. »

Recientemente, la bahía gaditana se ha visto invadida por una ola de esperanza en el sector laboral. Hace poco mas de tres meses, una empresa de servicios telefónicos, lanzaba en los medios de comunicación una oferta de empleo como hacía mucho tiempo no se veía en estos lugares, ofrecían trescientos puestos de trabajo………

en un régimen de contratación de obra y servicios, y un sueldo que rondaba entre los dos y los tres millones de pesetas anuales. La reacción no se hizo esperar, rápidamente cientos de personas acudieron ilusionadas a los procesos de selección y formación que dicha empresa ofrecía, por fin alguien confiaba en nuestra provincia para desarrollar un proyecto de contratación sólido y con futuro.

Lamentablemente, las cosas no siempre son lo que parecen, hace apenas unos días, mas del 50% de los trabajadores que estábamos inicialmente en plantilla, nos hemos visto envueltos en una situación en la que muchos aun nos cuesta trabajo creer. Después de superar tres tests psicotécnicos, un test de personalidad, una dinámica de grupo, una entrevista personal, dos semanas de cursos desplazándonos a Sevilla, sin remuneración alguna y dos meses en una jornada laboral de 5 días a la semana (fines de semana incluidos) y 11 horas diarias (5 de desplazamiento no remunerado y 6 de trabajo), nos hemos visto sorprendidos cuando 10 minutos antes de finalizar nuestra jornada laboral el día 21 del mes de Abril, nos informan sin muchas explicaciones, que nuestro contrato temporal finaliza y NO lo vamos a renovar. Uno se queda de piedra, como ustedes se podrán imaginar, sobre todo cuando te das cuenta del engaño continuo en el que hemos vivido los tres últimos meses.

Primeramente, cuando desde aun antes de empezar el proceso de selección se nos promete por activa y por pasiva, que vamos a disfrutar de un contrato por obra y servicio, y que el servicio prestado a Wanadoo se tiene planificado que dure más de 5 años.

Después de una semana trabajando, cuando por fin vamos a firmar el contrato, se nos informa que, debido a problemas burocráticos, y a la rapidez con la que estaban ocurriendo los acontecimientos, firmaríamos inicialmente un contrato temporal por dos meses, y posteriormente ya se vería si firmábamos otros dos meses temporales, o el contrato final de obra y servicio, pero que no nos preocupásemos, que todos los que pasásemos el primer mes inicial de prueba seriamos renovados. Luego cuando nos enteramos que el sueldo anual se quedaba en menos de 1,8 millones de las antiguas pesetas, o cuando por fin nos confirman, después de que nos tengamos que enterar por la prensa, que el lugar de trabajo no se encontraría en la bahía gaditana (puerto real) como inicialmente se tenía planeado, sino en Jerez. Tantas promesas se nos han hecho y tantas se han roto, que enumerarlas una a una seria excesivo, y no haría más que aumentar el sentimiento de pardillos que ahora mismo azota nuestras conciencias.

El daño moral y psicológico ha sido ya hecho y no tiene remedio, lo cual no nos detendrá para buscar ayudas en los sindicatos y en los medios de comunicación.

Los trabajadores de Qualytel no buscamos la venganza, y casi hemos perdido la esperanza en que algún día se haga justicia, pues como podrán imaginar, tienen la sartén por el mango y son los mejores dando excusas y falseando una verdad que es de Perogrullo. Y esto lo sabemos de muy buena mano ya que nosotros mismos hemos tenido que engañar repetidas veces a todos los usuarios que nos llamaban para que le solucionásemos un problema, que no dependía de nosotros y que por política de empresa no podíamos aclarar, ya que se estaban realizado “trabajos de mantenimiento” no precisamente limpios o “legales” en las líneas telefónicas de los clientes. Pero claro, hablar de cómo engañan a los usuarios por un lado y a sus clientes por otro (Wanadoo en este caso) requeriría otra carta muy distinta.

Los trabajadores de Qualytel tan solo queremos que se sepa la verdad de nuestra historia, y que sea de dominio publico el abuso de poder que hemos sufrido. Que ustedes usen el sentido común, quizás el menos común de los sentidos, y cuando digan que no cumplíamos con las expectativas laborales, sepan ustedes sumar dos mas dos, y se pregunten si es posible que después de todo el proceso de selección y formación y de haber superado el mes de prueba mas del 50% de la plantilla inicial no cumpla con las expectativas. Sobre todo si es para algo tan simple como torear a los usuarios en 6 minutos, dadles alguna excusa barata, y rogarles que vuelvan a llamar pasados unos minutos, y así cobrarles de nuevo el establecimiento de llamada al usuario, y una llamada mas facturada a Wanadoo, negocio redondo, ¿verdad?. Si a esto añadimos que los ayuntamientos les han subvencionado la formación de los trabajadores, facilitado las aulas, regalados los terrenos, y en definitiva bajado los pantalones para conseguir que la empresa se estableciera en sus dominios, para así hacerse la foto y poder decir a boca llena que están creando empleo. La ecuación es simple señores, tantos trabajadores contratados al año, a tantas pesetas, hacen un total de tantos votos. Con lo cual lo que interesa no es la calidad del empleo si no el numero de parados que han contratado al año. Y este es el estado de bienestar en el que vivimos. Lastima que tengamos demasiados escrúpulos para montar una empresa así, si no, nos haríamos millonarios.

Nos marchamos con la conciencia tranquila de haber realizado un trabajo bien hecho, muy poco digno, pero bien hecho, y eso por muchas mentiras que digan jamás nos lo quitaran, y podremos descansar con la conciencia tranquila. Gracias por su tiempo y disculpen ustedes si alguna vez les he dicho por teléfono, que usted no puede conectar a Internet por que tiene un virus, o por que su sistema operativo no funciona correctamente, o por que se estaban realizando trabajos de mantenimiento en las líneas que se solucionarían en las próximas 48 horas, perdón, quería decir en el plazo mas breve de tiempo; tampoco se me permitía decidle a los usuarios que se llevarían mas de un mes pagando y sin poder disfrutar del servicio, o que no se le tramitaría la baja hasta dentro de tres meses con mucha suerte. De verdad, mis más sinceras disculpa a todos. Siento no haberme podido quedar con ustedes 20 minutos al teléfono configurando su conexión a Internet, quizás sea precisamente por eso, por lo que no nos han renovado el contrato.

Muchísimas gracias

comunicado oficial de Qualytel