La cumbre del G8 pone al mismo nivel a las mafias organizadas y a los internautas

La cumbre del G-8 pone al mismo nivel a internautas y mafias organizadas. Además, podría apoyar un pacto que criminaliza las descargas en Internet en redes de intercambio P2P.

Según indica Público, ésta puede ser una semana decisiva para el futuro de Internet. Mientras la reunión anual del G-8, el grupo que reúne a los países más poderosos y ricos del mundo, podría apoyar un nuevo marco legal mundial para criminalizar las descargas en Internet.

Por su parte, el Parlamento Europeo prepara una amplia reforma de la legislación de telecomunicaciones que, convertiría a los operadores en vigilantes de lo que viaja por sus redes.

El problema es que en las medidas que se proponen cuando hablan de las sanciones criminales de la piratería a gran escala se incluye a los que descargan de forma reiterada, aunque no haya beneficio económico. Esto supondría extender el modelo legal de EEUU a países que, como España, hacen del ánimo de lucro un elemento clave para diferenciar entre lo que es perseguible y lo que no.

La lista de deseos de la industria discográfica

Criminalización: apostar por sanciones penales contra los que no respeten los derechos de autor a escala comercial, independientemente de si hay beneficio

Filtrado de contenidos y bloqueos: los propios ISP vetarán el intercambio de ficheros y además se encargarán de avisar a los internautas que descargan.

Con todas estas propuestas y la presión de las industria del cine, música y entidades de gestión como la SGAE, parece claro que los P2P tienen poco futuro.