Un español paga 200 euros anuales más que un francés por su conexión a Internet

El presidente de Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero afirmó que España se encontraba al nivel de Francia en banda ancha, sin embargo, un estudio de la OCU pone en evidencia la poca calidad de las ofertas de Internet en España.

España se sitúa entre los países europeos con las conexiones a Internet más caras y lentas, ya que un usuario español paga 580 euros anuales con la tarifa más barata, lo que supone 200 euros más que uno francés.

Para realizar este informe, la OCU ha seleccionado las ofertas más baratas en ADSL con o sin bucle desagregado, la más barata de cable y la mejor oferta del antiguo monopolio y ha tenido en cuenta diferentes perfiles de consumidores.

Zapatero anunció que antes estábamos a la cola en Internet de toda Europa, por detrás de Chipre. Hoy, ya estamos al nivel de Francia, y avanzaremos más. Accederán a la banda ancha seis de cada 10 hogares al final de la legislatura. Y en 2010, todos los trámites con la administración serán por Internet. Lamentablemente, los últimos informes de la OCDE y ahora de la OCU confirman que estamos a la cola de Europa.

La OCU achacó esta situación a la desigualdad de los usuarios ante Internet, ya que "sólo unos privilegiados tienen acceso a las redes de más de un operador, mientras que algunos internautas están atados al antiguo monopolio, pues sólo tienen acceso a la red de Telefónica y a los productos que revenden operadores alternativos".