Los operadores alternativos están preocupados con la red de fibra de Telefónica

Los rivales de Telefónica, agrupados en Astel, han mostrado hoy su preocupación por no haber sido escuchados por la CMT antes de dictar la resolución por la que se obliga a Telefónica a abrir sus canalizaciones para desplegar fibra óptica.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) aprobó ayer una resolución que obliga a Telefónica a abrir sus canalizaciones para que los operadores alternativos puedan desplegar su propia red de fibra óptica hasta el hogar. Además, el regulador propuso una medida transitoria que permite a los alternativos revender el servicio de Telefónica siempre y cuando se comprometan a desplegar su propia red.

Astel sin embargo afirma que "era más que deseable que hubieran dado trámite de audiencia antes de aprobarlas y al no haberlo hecho, resulta ahora fundamental que escuchen la voz de los alternativos en la interpretación detallada de las mismas".

La inversión en fibra no convence a los operadores alternativos

Telefónica está prácticamente preparada para el lanzamiento de las primeras ofertas de 30 megas, sin embargo el resto de alternativos no tiene clara la inversión en fibra, de hecho el mes pasado, Astel presentó alegaciones ante la CMT contra el plan de Telefónica de dar servicios en red de fibra.

Todo parece indicar que la fibra óptica llegará de manos de Telefónica y será difícil que el resto despliegue redes paralelas, al menos a corto plazo.