Banda ancha en los trenes de alta velocidad y en los aviones

Banda ancha en los trenes de alta velocidad y en los aviones

Javier Sanz

La compañía ferroviaria francesa inicia este fin de semana una campaña de pruebas para evaluar un dispositivo que permitirá a los viajeros de sus trenes de alta velocidad (TGV) conectarse a Internet a una velocidad de 1,5 Megabits mediante una red Wireless. El precio será de sólo 3 euros al mes.

Francia ha invertido 20 millones de euros en el programa de investigación que debe permitirle convertirse en la primera compañía ferroviaria que puede ofrecer este servicio de Internet wifi sin interrupción a la entrada en una estación o en un túnel. En Alemania los trenes de alta velocidad ICE también permiten conectarse a Internet a través de un Hotspot de Deutsche Telekom.

El operador de satélites Eutelsat, encargado de distribuir la señal, prevé un ancho de banda de 1,5 megabits en Francia que se deberán repartir los usuarios en el tren. En principio se ha calculado que podrían estar conectados simultáneamente unos 50 de los 350 pasajeros que transportan los TGV y, para evitar saturaciones dadas las limitaciones en el ancho de banda, los internautas serían dirigidos a un portal diseñado por el operador Orange con servicios básicos: noticias, información meteorológica y alquiler de películas.

En Alemania el precio y velocidad de la conexión es similar en sus trenes ICE.

Banda ancha a 10.000 metros de altura

Varias aerolíneas planean ofrecer acceso a la Red en sus aviones. Se tratará de un servicio restringido, dadas las limitaciones del ancho de banda. La aerolínea estadounidense JetBlue iniciará el próximo martes un programa piloto que permitirá a algunos de sus pasajeros consultar el correo electrónico o chatear a 10.000 metros de altura.

Otra de las grandes aerolíneas, Virgin America planea incluso permitir acceso a la Red desde los monitores de los asientos para aquellos viajeros sin ordenador portátil.

Internet, cada vez más cerca de nuestra vida cotidiana.