Las operadoras estarían dispuestas a vetar las descargas de Internet y los P2P

El acuerdo alcanzado en Francia entre los proveedores de Internet, las entidades de gestión de derechos y varios ministerios para vetar las descargas gratuitas y el intercambio de archivos podría ser un ejemplo para España. En Francia os recordamos que primero avisarán a los usuarios que descarguen y después si continuan podrían desconectarles el servicio.

Fuentes de las operadoras consultadas por La Gaceta de los Negocios explicaron que lo que ha sucedido en Francia no es tan diferente a lo que ha estado pasando en España. “Pero estamos tres años más retrasados debido a que el sector más duro de las entidades de gestión de derechos de autor han mostrado una actitud poco dialogante y nos han querido imponer condiciones inaceptables”, explicaron.

Los operadores consultados estarían dispuestos a colaborar con algún tipo de autoridad pública para el control de contenidos, siempre que esta fuera verdaderamente “neutral e independiente”. Frente a esto, las reclamaciones de la SGAE y sus socios, que intentaron introducir en la Ley de Impulso de la Sociedad de la Información la polémica enmienda 17bis, que obligaba a los operadores a retirar contenidos a petición de las entidades de gestión, y que exigía un bloqueo espartano de la compartición de archivos entre pares (P2P).

En cualquier caso, los internautas españolas advierten sobre cualquier intento de seguir el ejemplo galo. “Lo de Francia ha sido el triunfo de la dictadura del culturetariado y ha cogido a la Sociedad Civil a traición”, explicó el presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo. “Crear cualquier autoridad que no sea un juez es una cosa muy rara», subrayó el directivo, quien aseguró que controlar el tráfico P2P supone infringir hasta tres derechos fundamentales de nuestro ordenamiento, como la privacidad de las telecomunicaciones y su no interceptación.

«La Agencia de Protección de Datos me ha garantizado que los datos IP son de carácter personal e inviolables», precisó Domingo, quien advirtió al presidente del Gobierno que «si responde a la «valentía’ que le pide la SGAE se encontrará con una caída en las líneas ADSL y con un boicot a la industria cultural que afectará a los resultados bursátiles de muchas compañías».

De suceder algo así, Internet cambiaría radicalmente, según Victor Domingo, se produciría una «caída en las líneas ADSL y un boicot a la industria cultural que afectará a los resultados bursátiles de muchas compañías»