Vodafone afirma que no pactó la subida de precios con Orange y Movistar

Vodafone afirma que no pactó la subida de precios con Orange y Movistar

Javier Sanz

La Comisión Nacional de la Competencia considera que las operadoras acordaron el alza de los precios tras establecerse la prohibición del redondeo y la tarifación por segundos. Sin embargo, el consejero delegado de Vodafone España, Francisco Román, afirmó ayer en Barcelona que no se produjo una concertación entre las tres principales operadoras. El ejecutivo explicó, tras la presentación del informe de Responsabilidad Corporativa de la compañía, que la empresa trató de que el cambio de la facturación por minutos a segundos tuviera un efecto neutral para la factura del cliente y para los ingresos de Vodafone. Sin embargo, las tres operadoras fijaron en 15 céntimos el precio del establecimiento inicial de llamada. Vodafone, Orange y Movistar también partían del mismo precio, 12 céntimos

1.208 millones ingresados por el redondeo

La OCU ha estimado en 1.208 millones de euros los ingresos obtenidos de forma abusiva por parte de las operadoras en concepto de redondeo, según datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) para el año 2005. En concreto, 628,6 millones para Movistar, 362,4 para Vodafone y 217,4 para Orange. Para esta organización, la subida resultaba injustificada ya que la mayoría de los costes del servicio se han reducido, según atestiguan informes de la CMT, que al mismo tiempo señalan que casi un 57% de las llamadas se realizan dentro de la misma red, por lo que son más baratas.

El consejero delegado de Vodafone España cree que la variedad de tarifas que ofrecen las tres permiten garantizar la competencia. Román cree que siguiendo las tendencia de los últimos años, los precios de la telefonía móvil seguirán bajando en España tanto por la «tremenda competencia» como por las tecnologías para reducir costes.

ADSL de Vodafone

Román se refirió a la compra de Tele2 y comentó que su intención a la hora de adquirir la operadora es «trabajar juntos desarrollando el negocio y no para destruir la compañía».