Una tienda de Vitoria tendrá que pagar 2818 euros a Microsoft

Una tienda de Vitoria tendrá que pagar 2818 euros a Microsoft

Javier Sanz

El Juzgado de Instrucción número 2 de Vitoria ha condenado a FJ.P.R, responsable de la tienda «Bikain Ordenadores», a pagar una multa de 2.160 euros y a indemnizar con 2818,11 euros a la empresa Microsoft por un delito continuado contra la propiedad intelectual, al haber instalado copias no autorizadas de programas de esta compañía en los ordenadores que vendía. A través de un comunicado, Microsoft informó hoy de que la sentencia, firme y contra la que no cabe recurso ya que los hechos probados demuestran que el responsable de la tienda instalaba copias no autorizadas de programas informáticos y sistemas operativos de Microsoft obtenidas a través de Internet.

Fe errores: son 2818,11 euros de multa, no 2118.11 como se publicó en la edición de ayer

Las acciones legales emprendidas por la compañía contra los distribuidores que venden software ilegal forman parte del «Plan de Protección del Cliente de Windows» que la empresa ha puesto en marcha recientemente

La campaña consiste en que Microsoft se pone en contacto con el distribuidor para informarle acerca de los riesgos que entraña esta práctica ilegal y poner en su conocimiento que la venta de programas sin licencia puede suponer un delito contra la propiedad intelectual.

Auditorías de Microsoft

Manuel González, responsable de una tienda de informática en Mallorca nos comenta que hace unos meses recibió la visita de un cliente poco habitual. Buscaba un equipo nuevo pero con una rebaja en el precio a cambio de instalar un sistema operativo descargado de Internet. Después de que el responsable de la tienda le indicara que no era posible, dicho cliente se indentificó como trabajador de Microsoft indicando que había superado «la prueba».

El director de Desarrollo de Propiedad Intelectual en Microsoft Ibérica, Txema Arnedo, afirmó que «distribuir software ilegal con ánimo de lucro puede tener graves consecuencias para los distribuidores».