Conmoción e indignación en la red contra el Gobierno y Sociedades de Gestión

La Asociación de Internautas informaba ayer que el el Gobierno está promoviendo la censura en Internet y es que quiere modificar la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información) permitiendo que las Sociedades Gestoras se conviertan en órganos judiciales capaces de censurar no sólo los contenidos de una determinada web sino también los ordenadores particulares de los usuarios. Este cambio en la LSSI además requiere que los teleoperadores informen a las entidades de gestión de derechos si se está vulnerando su propiedad intelectual y por ello tendrían que vigilar los contenidos que los usuarios comparten a través de la Red, según consta en la reforma del Anteproyecto de Ley de Impulso de la Sociedad de la Información que el Gobierno tiene previsto aprobar el próximo 13 ó 20 de abril. Todas estas medidas han provocado la indignación de todo los internautas que claman contra el gobierno y las entidades de gestión de derechos de autor.

El nuevo artículo introducido en el Anteproyecto establece un marco de colaboración entre los titulares de Derechos de la Propiedad Intelectual y las entidades de gestión reconocidas por el Ministerio de Cultura, por el cual las operadoras deberán informar a dichas entidades de las actividades que vulneren los derechos de propiedad intelectual en el ámbito de la sociedad de la información en el plazo previsto por la ley.

Las compañías afirman que la reforma las convierte en «árbitros» o «policías» de la Red, con facultad para acusar a sus clientes de las ilicitudes que un tercero diga que se realizan. Además, afecta a las relaciones contractuales establecidas entre los prestadores de servicios y sus clientes, con una responsabilidad mínima sobre las entidades y las Asociaciones.

Asimismo, los operadores afirman que el nuevo artículo pretende introducir una garantía judicial sin contenido real, ya que tras presentar las diligencias no hay que esperar a que el Juez dictamine su procedencia o improcedencia.

Esperemos que el Gobierno no realice esta modificación y es que rectificar es de sabios, sobre todo con las elecciones tan cerca.