Las leyes que amenazan con desconectar a los usuarios de P2P no frenan la piratería

En los último años hemos visto cómo algunos países han apostado por aprobar leyes antipiratería basadas en lanzar avisos a los usuarios que detectan que están descargando material con copyright en redes P2P. Un nuevo estudio demuestra cómo estas medidas no sirven para frenar la «piratería».

Esta semana conocíamos la noticia de la primera orden judicial en España que obligaba a un operador a desconectar a uno de sus usuarios por compartir archivos con derechos de autor en redes P2P. Se trataba de un precedente único en nuestro país, ya que España no ha sido uno de los impulsores de polémicas leyes que persiguen a los usuarios como los casos de Francia, EEUU o Reino Unido.

Sin embargo, dichos modelos no han gozado de la eficacia buscada por sus gobiernos y la industria cultural y del entretenimiento. Recordemos que estos sistemas buscaban una «respuesta gradual» ante la «piratería», avisando en varias ocasiones a los internautas que se detecte que descargan vía P2P contenidos con copyright y amenazándoles con desconectarles de la Red.

Investigadores franceses han realizado un estudio que concluye que su ley de tres avisos ni paró ni redujo la «piratería». Mientras el Gobierno pensó que su amenaza serviría para que los internautas frenasen su hábito a la hora de descargar, éstos no la sintieron real y optaron por otras medidas más allá del P2P para acudir a estos contenidos (sitios online de streaming, descargas directas en cyberlockers, etc.).

«Hay pruebas de que los usuarios que mejor comprenden las consecuencias de la ley y los canales alternativos de «piratería» dan el salto a éstos dejando de lado el P2P al estar monitorizado», explican los investigadores, en la línea de estudios previos realizados en el país galo donde ya se advirtió esta realidad.

Así pues, una nueva evidencia del incorrecto camino que suponen estas legislaciones para acabar con las descargas. Desde hace tiempo se ha advertido que el mejor arma para combatir la piratería online es una oferta legal de calidad y asequible y existen exitosos ejemplos como Spotify en el ámbito musical o Netflix en el de series y películas en los países donde están disponibles.