BlackArch: el paquete de herramientas de seguridad definitivo basado en Linux

BlackArch llega como una completísima distribución orientada al campo de la seguridad informática para Arch Linux. Si bien es cierto, que existen diferentes opciones, por norma general están dirigidas a Ubuntu o Debian. Totalmente compatible con la distribución base, podemos instalarla y comenzar a utilizar las más de 600 herramientas disponibles por defecto.

La distribución que os presentamos está pensada, entre otros, para la puesta en marcha de pentest, un método de evaluación de los sistemas de seguridad de redes y equipos, que simula ataques en busca de puntos de vulnerabilidad que podrían ser aprovechados por los hackers con el fin de solucionarlos antes de que éstos descubran las brechas y las aprovechen para fines propios.

Es por este motivo, que BlackArch está especialmente dirigido para profesionales del sector, aunque, también puede ser de utilidad para usuarios que se estén iniciando en estos campos de la informática. Este objetivo lo logra gracias a una distribución simple, al más puro estilo de su sistema base. Arch Linux es una distribución Linux, como indica su nombre, de software libre y que si destaca por algo es precisamente por lo que comentábamos, por su diseño simple, minimalista, erradicando los posibles puntos de conflicto y agregados innecesarios.

El paquete de herramientas que ofrece es sin duda, uno de los más completos, con más de 600 aplicaciones disponibles por defecto, tal y como nos cuentan los compañeros de RedesZone. Esta variedad le permite ser una distribución ideal para diferentes fines, tales como analizar la seguridad de una red o realizar diferentes probaturas de ataques a equipos. Sus principales características se muestran en la página web:

• Compatible con arquitecturas i606 y x86_64

• Más de 600 herramientas disponibles en constante actualización

• Grupos de paquetes modulares

• Funciona en modo Live sin necesidad de instalarse

• Instalador sencillo

Arch Linux

Como decíamos en la entradilla, BlackArch es totalmente compatible con la distribución base y por tanto, puede instalarse por encima de ésta únicamente añadiendo los repositorios necesarios. Entre los planes de futuro de los desarrolladores estaría añadir soporte para dispositivos ARM, tales como Raspaberry Pi. Dispositivos que son ampliamente utilizados por ejemplo, para multitud de proyectos telemáticos.