¿Será 2014 el año del despegue de las impresoras 3D?

¿Será 2014 el año del despegue de las impresoras 3D?

Redacción

El sector tecnológico espera que 2014 sea el año en el que por fin despeguen las impresoras 3D. Gracias a la caducidad prevista para el próximo mes de febrero de algunas patentes fundamentales para la impresión tridimensional, estos dispositivos podrían bajar de precio y expandirse incluso en el mercado doméstico.

Uno de los grandes retos de los fabricantes para los próximos meses pasa por la rebaja en el precio de sus equipos. Así lo han confirmado algunas empresas inmersas en el sector como 20:20 Mobile, compañía que reconoce que con «la expiración de las barreras de propiedad intelectual a las impresoras 3D estereolitográficas bajen los precios y se popularice este tipo de dispositivos».

Un ejemplo que pone el director de marketing de dicha empresa, Emilio Fernández, es lo sucedido con las impresoras FDM (extrusión). «Hace cinco años unos 14.000 dólares y ahora están disponibles por menos de 300 dólares«, afirma en este sentido.

Dicha rebaja es observada como fundamental para que se dispare la adopción de unos equipos desconocidos para la mayoría de los ciudadanos. No obstante, las ventajas de los mismos han sido difundidas ampliamente. Por ejemplo, desde la Universidad Técnica de Michigan un estudio aseguró recientemente que el gasto en un hogar se puede reducir hasta 2.000 dólares al año a base de imprimir objetos de uso común con las impresoras 3D. En concreto, el retorno de la inversión al hacerse con uno de estos equipos puede ser superior al 200%.

Por ahora todas las noticias que hemos recogido sobre estos equipos no han pasado de la mera anécdota o curiosidad, sin que por ello pierdan utilidad. Sin embargo, desarrollos como la impresión mediante estas técnicas de elementos de construcción o incluso automóviles nos dan una idea del enorme partido que se puede sacar a estos dispositivos. Incluso hay investigaciones en marcha para imprimir órganos y tejidos a partir de células madre con estos equipos tecnológicos, lo que muestra el tremendo potencial de la impresión tridimensional.

Las previsiones de venta para este 2014 son relativamente optimistas. Según Gartner, en este año se facturarán 669 millones de dólares en este tipo de dispositivos, siguiendo la tendencia positiva observada en 2013, en la que sus ventas generaron un 43% más que el año anterior (412 millones de dólares). De las ventas de este año se espera que alrededor del 20% vayan a parar al ámbito doméstico, lo que es visto como un primer paso para su masificación en el futuro.