La UE consulta a sus ciudadanos sobre derechos de autor, P2P y DRM

La UE consulta a sus ciudadanos sobre derechos de autor, P2P y DRM

Redacción

Con el ánimo de implicar a la ciudadanía en un tema tan controvertido como la propiedad intelectual en Internet, la Comisión Europea ha lanzado una consulta a la que puede contestar cualquier internauta de cara a dar un enfoque legislativo más consensuado en esta materia.

En apenas tres semanas, el 5 de febrero, finalizará la consulta pública lanzada por la Comisión Europea en la Red para conocer la opinión de la ciudadanía en materia de derechos de autor en Internet. El objetivo es que sus resultados sean tenidos en cuenta para las nuevas leyes de propiedad intelectual en las que trabaja el Ejecutivo comunitario, buscando con esta recogida de encuestas contar con la opinión de sus ciudadanos.

La consulta está abierta a todo tipo de participantes, desde titulares de derechos de autor a artistas o cualquier tipo de internauta. Incluso ciudadanos que no vivan en Europa tienen derecho a responder el formulario facilitado por la Comisión. Éste consta de 80 preguntas, aunque quienes contesten no tienen la obligación de responder a todas ellas.

Desde la web CopyWrongs.eu se puede acceder al formulario y en él los participantes pueden elegir las materias en las que están interesados. Por ejemplo, aquellos a quienes preocupe la legislación en materia de P2P, DRM o el bloqueo de contenidos por países en nombre de los derechos de autor, tan solo tienen que contestar unas pocas preguntas.

Desde el Partido Pirata de Suecia se han hecho una serie de recomendaciones a aquellos que quieran utilizar la encuesta para «impulsar que se comparta la cultura y hacer que la distribución de copias privadas en Internet sea legal«. Para ello aconsejan poner especial énfasis en las preguntas que van de la 22 a la 26. «También puedes incluir comentarios adicionales para que se permita la difusión de torrents en la pregunta 80″, señalan desde el partido.

«La reforma del copyright en Europa podría suponer una gran mejora en el intercambio de conocimiento y cultura, pero también empeorar las cosas», explica Amelia Andersdotter, miembro del Partido Pirata sueco. «Los grupos de presión de la industria tienen muchos más recursos para responder estas consultas públicas, por lo que es importante contrarrestar su actuación mostrando los puntos de vista de usuarios y creadores», concluye.