Diseñan una tecnología para recargar el móvil mediante energía eólica

Investigadores de la Universidad de Texas en Arlington han mostrado sus avances en una curiosa tecnología que permitiría recargar el teléfono móvil de un modo que hasta ahora no se había planteado. Sería a través de la energía eólica, adaptando unos pequeños molinos al dispositivo.

Las energías renovables darán su particular salto a los dispositivos móviles en los próximos años. Si hasta ahora había sido la energía la solar la que contaba con todas las papeletas para ser una alternativa en este segmento tecnológico de cara a recargar terminales móviles, en esta ocasión nos hacemos eco de una tecnología que podría aprovechar para este fin la energía que genera el viento.

El invento en cuestión ha sido desarrollado en la Universidad de Texas. En concreto, se trata de unos pequeños molinos eólicos con un tamaño muy reducido. En concreto, según indican sus creadores, en el espacio de un grano de arroz cabrían hasta 10 unidades. Incorporados de forma masiva en una carcasa especial para smartphones, podrían aprovechar la corriente de aire para proporcionar al móvil energía suficiente para su recarga.

Como es obvio, el usuario tendría que dejar el equipo en un espacio en el que corriese el aire, aunque también cabrían otras posibilidades que serían aprovechadas por esta tecnología para la recarga. Hablamos de mover el terminal de forma constante en el aire o soplar directamente a la carcasa donde están los micromolinos.

Si bien esta posibilidad ha sido una de las más curiosas en su presentación, la tecnología buscaría otras aplicaciones reales. No obstante, dadas sus características y la cantidad de energía que pueden generar tampoco podrían alimentar sistemas que requiriesen una gran cantidad de energía.

Smitha Rao y J.C. Chiao, sus desarrolladores, se han mostrado muy optimistas respecto al futuro de la tecnología ya que esperan que pueda encontrar su hueco en el mercado en los próximos años. Por ahora la empresa WinMEMS se encuentra buscando oportunidades de comercialización de un invento que podría venir muy bien para situaciones de emergencia en las que la batería de nuestro móvil se haya agotado.