Denuncian que Google obliga a los usuarios de Android a elegir entre privacidad o seguridad

¿Privacidad o seguridad? Ésa es la cuestión que Google habría planteado a los usuarios de Android forma indirecta con la última actualización del sistema operativo móvil. En ella se elimina la herramienta para que éstos no impidan a las apps que tomen información privada. Sin embargo, sin actualizar sus equipos su seguridad está en riesgo.

El último cambio introducido por Google en su actualización Android 4.4.2 KitKat ha llegado con polémica. En él acababa con la herramienta experimental de privacidad del software cuya función era permitir al usuario la posibilidad de restringir que las aplicaciones que recopilan información personal como contactos de la agenda o ubicaciones. Con la nueva versión, no se puede bloquear esta posibilidad, lo que para muchos usuarios es visto como un ataque a la privacidad.

Desde la compañía se argumenta que la herramienta se incluyó por error en la versión Android 4.3. Sin embargo, desde la organización EFF, que defiende los derechos de los usuarios de productos tecnológicos, aseguran que «no hay justificación para eliminar esta característica en lugar de mejorarla».

Así, aquellos que quieran seguir empleando la herramienta tendrán que permanecer con su sistema desactualizado. Esto implica que sus equipos son más vulnerables a posibles ataques. «Los usuarios tendrán que elegir entre su privacidad o la seguridad de los dispositivos Android, pero no las dos opciones», destacan desde la EFF.

La noticia se conoce en un momento en el que muchos usuarios empiezan a plantearse maximizar la protección de su privacidad. El último escándalo de espionaje por parte de la NSA estadounidense ha puesto sobre la mesa el debate sobre el derecho a la privacidad e intimidad de las comunicaciones. Dada la cantidad de información personal almacenada en los móviles éstos se convierten en objetivo de aquellos que buscan saber al detalle todos los datos de los usuarios de forma más o menos legítima.

En vuestro caso, ¿preferís sacrificar la privacidad por tener un smartphone más seguro o viceversa?