Los coches de Google Street View espiaron hasta una conversación de Messenger

La AEPD, Agencia Española de Protección de Datos, ha publicado una nueva resolución que amplía la información sobre la recogida de datos llevada a cabo por los coches de Google Street View. En este documento se detalla que los de Mountain View accedieron a datos personales e incluso a un breve fragmento de una conversación de Messenger.

La polémica recogida de datos por parte de los coches de Google tiene hoy un nuevo capítulo después de conocer una nueva resolución de la Agencia Española de Protección de Datos. Recordemos que Google admitió recoger información sobre las redes WiFi detectadas, las direcciones MAC e incluso, mediciones sobre los edificios para recrearlos en 3D.

El diario El Mundo ha tenido acceso al documento de la Agencia Española de Protección de Datos, donde se aprecia que los de Mountain View habrían tenido acceso a datos personales de los usuarios. Google no había hecho llegar a la AEPD varios discos con 277 megas de información captada por sus coches entre los años 2009 y 2010.

Entre esa información se encuentran 942 SSID (nombres de las redes WiFi), nombres de personas, nombres de empresas, correos electrónicos, valores de cookies descargadas y dos conversaciones muy cortas utilizando el programa de mensajería Messenger. También datos de la red social Tuenti.

Desde Mountain View no han tardado en disculparse por ello y por no haber facilitado la información antes. Reconoce que las conversaciones se captaron por error y que son tres pequeños fragmentos sin sentido, que no revelan ningún dato personal. Desde Google afirman que trabajan duro para garantizar la privacidad y que rápidamente ajustaron los sistemas para que no se volviera a repetir.

Muestran su total colaboración con la AEPD y aseguran que los datos capturados por error no han sido utilizados y que “ni siquiera los han mirado”. Por su parte, la Agencia Española de Protección de Datos ha incorporado estos datos al procedimiento sancionador que mantiene abierto contra Google y ya ha trasladado la información a los juzgados.

La AEPD señala que la captación de señales inalámbricas supone la infracción de algunos de los artículos de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal. La infracción de estos artículos puede acabar, en caso de demostrar que es cierto, con una multa de hasta 600.000 euros para el responsable.

¿Qué os parece que Google capte estos datos a través de sus coches?