Rechazo unánime al canon de ADSL que quiere imponer la Generalitat catalana

Rechazo unánime al canon de ADSL que quiere imponer la Generalitat catalana

Redacción

Ya conocemos las primeras reacciones a la propuesta de la Generalitat de Catalunya con la que pretende imponer un canon a las conexiones de ADSL para financiar la producción de cine catalán. Tanto los operadores como las empresas de electrónica, tecnología y comunicaciones han manifestado su rechazo total a la iniciativa.

No ha gustado en el sector tecnológico y de las telecomunicaciones el anuncio del impuesto a las conexiones de Internet en Cataluña. REDTEL, asociación que engloba a los principales operadores del país, ha sido muy clara en su respuesta al señalar que rechaza "de forma unánime y contundente" la propuesta.

"La medida agravaría la ya elevada carga que supone la fiscalidad específica del sector y se sumaría a una serie de impuestos totalmente injustos", explicó REDTEL en nota de prensa. Estas cargas tributarias no son otras que la tasa para financiar RTVE o el 5% de los ingresos audiovisuales dedicado a la financiación de la producción de cine en España y Europa.

La asociación ha hecho un llamamiento para que "se restaure la coherencia en este tipo de medidas" y que se tenga en cuenta el interés de los usuarios (que podrían ver cómo se encarecen las conexiones) y de los operadores, inmersos en una importante inversión para "desplegar nuevas redes fijas y móviles de alta capacidad". No obstante, en caso de aprobarse la medida, desde REDTEL avisan que solicitarán su anulación en los tribunales correspondientes llegando a instancias europeas si es necesario.

Por su parte, la asociación que engloba a empresas de electrónica, tecnologías de la información, telecomunicaciones y contenidos digitales, AMETIC, se ha mostrado en la misma línea, "frontalmente en contra de la medida". En un discurso muy similar al de los operadores, recuerda que "las redes de banda ancha constituyen un nuevo canal de distribución de contenidos que, como señala la Comisión Europea, debe ser alentado por los reguladores nacionales y no penalizado como está sucediendo en España".

"Es el futuro del desarrollo de la industria audiovisual europea", sentencia esta asociación, quien se siente claramente perjudicada por una propuesta "unilateral" que lastraría el avance de las telecomunicaciones en nuestro país. Veremos ahora si ante esta posición el Gobierno autonómico catalán da marcha atrás en una iniciativa que ya sonó a nivel nacional años atrás como alternativa al canon digital.