La CMT estudia facilitar la factura única telefónica para ampliar la competencia

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, máximo órgano regulador de las telecomunicaciones en España, estudia obligar a Telefónica a crear un servicio mayorista de acceso para que el resto de las operadoras puedan revender el servicio al público en general, lo que significaría la factura única para el usuario.

Esta medida también supondría que un nuevo usuario de teléfono, sin contrato previo con Telefónica, podría contratar el servicio con cualquier operador aunque su línea no estuviera desagregada, alquilada a Telefónica. El nuevo servicio, conocido como «bucle virtual», sería una medida para ampliar la competencia en el sector ya que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones considera que sigue habiendo «empaquetamiento abusivo» y precios excesivos, según el regulador un 20 por ciento más caro que en el resto de países Europeos.

Hasta ahora, sólo tienen factura única aquellos clientes cuyo bucle, tramo final de la línea, está desagregado, alquilado a Telefónica, y para ello el operador alternativo está instalado físicamente en la central telefónica del abonado. Es el caso de los usuarios de Jazztel que tienen ADSL2+ hasta 20 megas, el cliente está desvinculado totalmente de Telefónica y paga la cuota de línea a Jazztel.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones considera que se debe asegurar el acceso a los recursos necesarios y fijar un precio adecuado para el acceso por parte de Telefónica, para garantizar la competencia.

La primera medida sería proporcionar el servicio de acceso mayorista a la línea telefónica a terceros operadores a precios regulados. Telefónica tendría que ofrecer estos servicios de origen y servicio de acceso mayorista a la línea a precios orientados a costes, y tendría que separar sus cuentas relacionadas con el acceso e interconexión.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones ha iniciado el trámite de consulta pública para introducir esta modificación en el mercado para lo que el sector, consumidores e interesados tienen un plazo de 20 días.