LG no aprende. Famosos contratados para promocionar sus teléfonos twittean desde un iPhone

Los famosos tienen mucho tirón y eso es innegable, aunque pagar a uno de ellos por promocionar tu producto y que lo haga desde otro, roza el ridículo, por no decir algo peor. Ha habido casos sonados, como Alicia Keys y BlackBerry o David Ferrer y Samsung, aunque ninguno tan grave como lo de LG. A la firma que acaba de anunciar el LG G2, le ha ocurrido en dos ocasiones. Primero fue Mario Casas y ahora ha sido Malena Costa, ambos promocionando LG desde su iPhone.

No hay duda de que LG ha hecho un gran esfuerzo este año para volver a situarse entre los fabricantes de telefonía móvil punteros. El reciente lanzamiento del LG G2 es un buen ejemplo, ya que se trata de un terminal con unas buenas prestaciones y un gran diseño. Lo mismo ocurrió en el pasado con el LG Optimus G, el primer “feel phone” del mundo o la construcción del terminal de Google, Nexus 4. Pero hay una cosa donde LG no aprende y no es otra que pagar a famosos para promocionar sus productos y que estos lo hagan desde un iPhone.

Vamos a remontarnos al pasado mes de mayo cuando LG presentó el Optimus G utilizando para ello al conocido actor Mario Casas y a la actriz Macarena García. Ambos actores ya eran imagen de la marca en el momento de estas dos capturas de pantalla, donde podemos observar que todos los tweets enviados fueron desde un iPhone o desde un iPad

Mario Casa iPhone LGMacarena Garcia iPhone LG

Hace unos días le tocaba el turno al LG G2 para lo que la compañía coreana escogió a la modelo Malena Costa. Para promocionar el evento de presentación, esta no dudó en utilizar su cuenta de Twitter. Con el mensaje @LG_ES Hoy a las 20:00h presentaremos oficialmente el #LGG2 en el Casino de Madrid ¡Permaneced atentos! 🙂 La verdad que el mensaje es correcto y no hay nada que objetar, salvo que el tweet fue enviado desde un iPhone, como podemos ver en la siguiente imagen:

Malena Costa iPhone LG

No entendemos como una compañía tan importante como LG ha podido cometer dos veces el mismo error y pagar a un famoso para promocionar unos de sus móviles y que este pase olímpicamente y continúe utilizando su iPhone. Con sucesos como estos, nos damos cuenta de que marcas como LG tienen poco aprecio a la inteligencia de sus clientes.