Casi la mitad de los usuarios de relojes inteligentes han dejado de utilizarlos

Un nuevo estudio realizado entre usuarios de Estados Unidos y Reino Unido muestra el escaso interés a la hora de utilizar los relojes inteligentes. A pesar de que grandes compañías han presentado sus alternativas en este segmento podríamos estar ante una moda pasajera.

¿Existe una demanda real de smartwatches? Ésta es la pregunta a la que han querido responder la firma de investigaciones de mercado On Device Research y la analista del sector de las telecomunicaciones CCS Insight. En los últimos meses hemos visto como algunos de los fabricantes más importantes de dispositivos móviles como Sony o Samsung se lanzaban a este mercado e incluso Apple llegó a sonar para el mismo con el rumoreado iWatch.

El estudio destaca el gran número de usuarios que han oído hablar de esta nueva tecnología. «El 65% de los encuestados conocían la existencia de estos nuevos dispositivos y más de la mitad conocían los podómetros», señala Siim Teller, manager de On Device Research, quien también destaca que «casi la mitad de los estadounidenses sabían de la existencia de las Google Glass a pesar de que aún no ha llegado al mercado».

No obstante, uno de los datos más llamativos del estudio es el referido a los poseedores de relojes inteligentes. Nada menos que el 45% de sus propietarios han dejado de utilizarlos porque los olvidaban o esta tecnología les acaba aburriendo. No en vano, las escasas posibilidades que ofrecen a día de hoy y que apenas les conceden interés entre los usuarios, que ven en el elevado precio otro de los obstáculos para su compra.

http://www.adslzone.net/content/uploads/2013/10/smart.png

El perfil de quienes se sienten atraídos por este equipos es el de los hombres apasionados por los gadgets, por lo que no parecen interesar a todo tipo de perfiles. Desde CCS Insight se asegura que las compañías que fabrican estos dispositivos «deben de asegurarse que sus equipos no pierden el interés inicial y permanecen atractivos para sus propietarios». «Además, los smartwatches necesitan ser cómodos, con un diseño atractivo, fáciles de usar y contar con una batería de gran autonomía», recomienda Ben Wood, uno de los responsables del estudio.

Así pues, todo hace indicar que los relojes inteligentes podrían quedarse como un producto pasajero que pasaría sin pena ni gloria por el mercado tecnológico. ¿Veis interés a este tipo de dispositivos? ¿Qué pensáis que deberían mejorar para atraer a los usuarios?