Google, denunciada por el fallo que envió conversaciones a contactos equivocados

La organización de consumidores FACUA ha anunciado una denuncia contra Google por el grave error que provocó que los mensajes de las conversaciones en Gtalk, Gmail y Hangouts llegasen a contactos equivocados. Por fortuna para los usuarios, el fallo ya está solucionado.

El pasado jueves 26 de septiembre saltaban las alarmas por un importante fallo de seguridad descubierto en los servicios de mensajería de Google. Los foros de la compañía no tardaron en llenarse de mensajes de usuarios que alertaban de que las conversaciones que pretendían mantener con determinados contactos eran recibidos por otras personas de su agenda, con las consecuencias que tamaña pérdida de privacidad puede entrañar.

En cuestión de horas Google solucionó el problema y en la misma tarde del jueves anunció que se había resuelto para algunos usuarios. Horas más tarde publicó que "el error debería estar solucionado" y pidió perdón a los afectados. A pesar de estas disculpas, el fallo ha llegado en forma de denuncia a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Promovida por FACUA-Consumidores en Acción, en la denuncia se califica el problema como "una grave incidencia".

La organización ha solicitado a la AEPD que controle e inspeccione lo sucedido para comprobar si el gigante de Mountain View ha incumplido la Ley de Protección de Datos. En ella se especifica que el responsable de este tipo de servicios tiene que "garantizar la seguridad de los datos de carácter personal y eviten su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado", algo que no ha sucedido por el mentado error.

En caso de demostrarse esta infracción del artículo 9 de la Ley Orgánica 15/1999 sobre el principio de seguridad de los datos Google recibiría una sanción económica cuya cuantía está por determinar. No en vano, la organización insiste en que se trata de un problema muy preocupante porque ha podido desvelar información confidencial a los múltiples destinatarios del servicio que se encontraron con mensajes ajenos de forma involuntaria.

En cualquier caso, con sanciones o no sobre la mesa, los servicios de mensajería de Google cuentan ya con un borrón muy inoportuno en su expediente. La reforma de Gtalk con la llegada de Hangouts es vista como un intento de la compañía por asentarse en el segmento ahora dominado por la aplicación móvil WhatsApp, pero con errores de este tipo será muy difícil que pueda plantar cara a la app líder en mensajería.