Se multiplican las estafas utilizando el nombre del juego más popular de Android

Candy Crush Saga se ha convertido en los últimos meses en el juego más popular para dispositivos móviles. Esto no ha pasado desapercibido para desarrolladores de malware, que no han dudado en utilizarlo de gancho para proceder a estafar a los usuarios más incautos.

La combinación entre el sistema operativo móvil con más amenazas en forma de malware y el juego más popular del momento han dado resultado a aplicaciones maliciosas que buscan aprovecharse de los usuarios menos precavidos a la hora de protegerse en Internet con menos conocimiento de la Red. Así lo recoge Softzone.es, que alerta del aumento de supuestas apps que aseguran proporcionar trucos para Candy Crush Saga.

Dado que este juego se apoya en Facebook para que sus usuarios progresen, el método que emplean los desarrolladores de malware en esta ocasión es algo más complejo de lo habitual. Tras anunciarse y propagarse por la red social, la campaña que asegura trucos para el videojuego de los caramelos nos envía una invitación a nuestro perfil. Una vez abierto el enlace el usuario es redirigido a una web con apariencia de la Play Store de Google.

Sin embargo, se trata de una falsa tienda de aplicaciones desde la que se nos invita a descargar un archivo .apk que no es otro que la aplicación maliciosa. Instalado en nuestro dispositivo móvil nos muestra unas condiciones de uso del supuesto sistema de trucos para el juego, que una vez aceptados darán pie a una estafa que puede elevar considerablemente nuestra factura. No en vano, cada mensaje SMS premium que envía de forma automática desde nuestro móvil tiene un coste de entre 1,45 y 7,26 euros.

El hecho de haber aceptado los términos de uso complica el procedimiento para darnos de baja de este servicio, aunque por su naturaleza fraudulenta no debemos tener problemas a la hora de pedir a nuestro operador el importe estafado.

Ante este tipo de situaciones volvemos a insistir que la prudencia es el mejor arma. Contar con un antivirus en el móvil se está convirtiendo en una necesidad y la mayoría de estas apps de seguridad suelen detectar este software malicioso, pero cabe insistir en prestar la máxima atención a las condiciones de uso y permisos que otorgamos a las aplicaciones que instalamos en nuestro móvil así como en la procedencia de las mismas, procurando acudir únicamente a las tiendas oficiales.