Comprar un móvil con un operador sale casi siempre más caro que adquirirlo libre

El fin de las subvenciones móviles ha dado paso al pago a plazos pero en ambos casos sigue saliendo más caro que adquirir el móvil libre en cualquier establecimiento especializado. A continuación analizamos el precio del Samsung Galaxy S4 a plazos con varios operadores.

El terminal estrella de Samsung que tiene un precio aproximado de 500 euros en diferentes tiendas especializadas (Amazon, Pixmania, PC Componentes, etc) sale mucho más caro si se adquiere a plazos con un operador móvil. Hemos analizado diferentes propuestas y los resultados son los siguientes:

Operadores tradicionales

Movistar: en el caso de la operadora azul, el equipo se puede adquirir por 29,04 euros al mes con la tarifa Movistar Total y el usuario pagará finalmente 696,96 euros IVA incluido.

Orange: con las ofertas convergentes «Canguro» que  incluyen ADSL y telefonía móvil el terminal se puede adquirir por un total de 461 euros. Con Amena el pago único del terminal asciende a 526,52 euros y a plazos la misma cantidad pero repartida en mensualidades durante 2 años.

Vodafone ofrece el terminal desde 0 euros asociado a sus planes Red, pero no hemos podido saber el precio final que paga el cliente una vez que transcurren los 24 meses de permanencia.

Finalmente Yoigo cobra 600 euros en pago único con sus tarifas planas o 360 euros después de 2 años pagando cualquiera de las tarifas infinitas.

Operadores Móviles Virtuales

Los OMV que ofrecen terminales asociados también suelen añadir un sobrecoste a los terminales. Por ejemplo con Jazztel los clientes pagarán por el Galaxy S IV 570,88 euros y solo está disponible con las tarifas de 29,95 euros al mes en adelante.

El negocio sigue siendo el mismo

Con las subvenciones, los operadores que tenían móviles en su portfolio ganaban más cobrando tarifas más caras. Con el pago a plazos las llamadas han bajado de precio pero las cuotas superan el precio de los equipos libres. En definitiva, sale siempre más rentable acudir a una tienda especializada.