El FBI puede activar el micrófono de un dispositivo Android a distancia

Una noticia aparecida en el prestigioso diario norteamericano Wall Stree Journal advierte que el FBI ya puede activar de forma remota el micrófono de los dispositivos Android y de  algunos ordenadores portátiles para obtener así las conversaciones que estén realizando los sospechosos en una investigación. Se utilizará en casos de terrorismo, delincuencia organizada y pornografía infantil.

El FBI podría tener acceso a las conversaciones que mantienen los usuarios de dispositivos Android y de ordenadores portátiles fabricados por Google, a través de un sistema inalámbrico desarrollado a tal efecto. Con esto buscan obtener datos cruciales en investigaciones relacionadas con el terrorismo, la delincuencia organizada y la pornografía infantil.

Las herramientas servirían para activar de forma remota los micrófonos de los teléfonos y portátiles de Google para poder grabar las conversaciones. Esto ha sido revelado por un exfuncionario quien ha confirmado que ni el FBI ni Google estaban dispuestos a confirmar la noticia. Según ha declarado, la Unidad de Operaciones a distancia es capaz de instalar este software mediante un soporte físico, como una memoria USB, o a través de Internet, como cualquier troyano. Se propaga mediante un documento o un enlace que activa el software en el dispositivo.

Aunque el Gobierno necesita una orden judicial para poder ejecutar esta acción y, en principio, no puede ser utilizada en cualquier caso. Los últimos meses han estado salpicados con varios casos de espionaje, que han situado a compañías como Microsoft, Apple o Google en el centro de todas las miradas. Suponemos que esta nueva información volverá a desatar un debate en torno a la privacidad.

¿Qué opináis de los supuestos métodos utilizados por Google y denunciados por el WSJ?