Telefónica se convierte en el segundo operador móvil de Europa

Telefónica continúa ampliando su presencia en Europa. Con la compra de la filial de KPN en Alemania, la compañía española pasa a convertirse en el segundo operador a nivel continental en lo que a número de clientes móviles y a volumen de ingresos se refiere.

Vodafone queda como único operador móvil europeo con un mayor número de clientes e ingresos por delante de Telefónica. La progresión de la firma presidida por César Alierta a nivel continental prosigue gracias a la adquisición de otras filiales continentales. El último movimiento del operador ha sido clave para situarse en esta posición, ya que le ha permitido auparse hasta la primera posición en uno de los principales mercados comunitarios como es el alemán.

Compra de E-Plus

En concreto se trata de la compra de E-Plus, la filial germana de la holandesa KPN (antigua propietaria de Simyo). La operación asciende a 5.000 millones de euros y permite que la marca que utiliza el operador español en dicho país, O2, logre un valor cercano a 16.000 millones de euros consiguiendo situarse por delante en número de clientes de Vodafone y T-Mobile. En total, solo en Alemania, 43 millones de usuarios pertenecerán a Telefónica.

La operación, que se realizará en dos fases y se completaría en la primera mitad de 2014, aún ha de contar con la aprobación de las autoridades de Competencia de la Unión Europea. Esto es debido a que el número de operadores en el mercado alemán se vería reducido de cuatro a tres.

Con esta ampliación en su negocio, que por otro lado ha sucedido a la venta de la filial de la compañía en Irlanda (O2) a Three realizada el mes pasado, el operador español busca seguir aumentando sus ingresos en Europa. Recordemos que a comienzos de este año por primera vez su volumen de negocio en Latinoamérica superó al conseguido en nuestro continente, aunque tras el movimiento en Alemania es de esperar que aumente a medio plazo y vuelvan a estar muy parejos.