Nintendo bloquea el primer cartucho flash para su 3DS antes de que salga a la venta

Nintendo no quiere sufrir los problemas vividos con su penúltima portátil. De cara a no verse perjudicada por el lanzamiento del primer cartucho flash para su Nintendo 3DS ha conseguido bloquear el funcionamiento de un cartucho flash antes incluso de su estreno en el mercado.

El pasado mes de mayo nos hacíamos eco del anuncio oficial de Gateway 3DS, el primer cartucho flash para Nintendo 3DS que vería la luz en el mercado en cuestión de poco tiempo. Se trataba de todo un hito, puesto que por primera vez desde el estreno de la portátil 3D no existían dispositivos de este tipo que permitiesen burlar el sistema de seguridad de los japoneses y que permitiesen la ejecución de copias de juegos en la consola.

Todo apuntaba a un lanzamiento inminente, pero éste se ha visto paralizado de forma súbita gracias a la propia compañía nipona. Como leemos en ElOtroLado.net, los creadores del cartucho han reconocido en su web que la actualización lanzada por Nintendo hace unos días para la portátil (el firmware v6.0.0-12) impide al software desarrollado por Gateway su correcto funcionamiento y de esta forma no se pueden cargar las copias de juegos con su sistema.

El dispositivo se lanzaría en las próximas semanas

La respuesta de los responsables del flashcart ha sido afirmar que trabajan de cara a actualizar su propio software y a que el lanzamiento del cartucho a la venta no se vea afectado por esta maniobra de Nintendo. En las próximas semanas se produciría el lanzamiento y es de esperar que se inaugure el clásico periodo de descubrimiento de nuevos fallos para cargar el software del dispositivo y actualizaciones que tapen los agujeros de seguridad por parte de Nintendo.

De este modo, es posible que los desarrolladores de Gateway 3DS acaben por encontrar la solución, ante lo que cabría esperar una nueva reacción de Nintendo para bloquear un sistema que abre de lleno la puerta de la «piratería» a la única consola de sus últimos lanzamientos «virgen» en este sentido junto a Wii U. No obstante, la solución para los usuarios del flashcart, como sucedía con otras portátiles como PSP, sería no actualizar la consola para seguir cargando sus copias de juegos y esperar a actualizaciones del cartucho para poder cargar los que requieran de una consola actualizada con el último firmware lanzado por la Gran N.