La importancia del grafeno, parece ciencia ficción pero es real

La importancia del grafeno, parece ciencia ficción pero es real

Claudio Valero

El grafeno se considera una de las grandes revoluciones del siglo 21 si hablamos de nuevos materiales. Dicen que es tan resistente que un gato podría balancearse en una hamaca de grafeno, que pesaría menos que uno de sus bigotes. Además, esta sería prácticamente invisible. Descubierto en 2003 por Andrei Geim y Konstantin Novoselov, tiene millones de aplicaciones al mundo real que irán llegando en los próximos años.

El científico español Francisco Guinea nos da las claves en una entrevista concedida al diario El País. Ha explicado que el entusiasmo por el grafeno ha sido totalmente inesperado y nadie se imaginaba que una lámina de este material pudiera ser tan fina, tan buena conductora de la electricidad, tan resistente, etc. Incluso se espera que se descubran nuevas cualidades con el paso del tiempo. Compara su descubrimiento al del transistor.

El grafeno sigue en los laboratorios y actualmente hay empresas en España que fabrican y venden grafeno. Grandes empresas trabajan ya con este material, como es el caso de Toshiba, que lo estaría usando para cubrir los cables que encontramos en el interior de sus ordenadores.

En cuanto a sus aplicaciones prácticas, Francisco Guinea no habla de pantallas táctiles flexibles, sensores y dispositivos de transmisión rápida de datos por optoelectrónica. En China ya tienen un prototipo de pantalla flexible fabricada con grafeno y las compañías de aviación Airbus y Boeing están interesadas en este material para reforzar las estructuras de sus aviones.

También se pueden hacer cosas completamente nuevas, que solo permite el grafeno. Con un tratamiento se puede conseguir que solo transmita la electricidad en un sentido. Se está trabajando en aplicaciones biológicas realmente interesante, como una estructura de grafeno para hacer crecer órganos artificiales con células madre.

Cree que el sistema I+D español preparado para los nuevos retos que plantea el grafeno y que nos ha ido muy bien colaborando en diversos proyectos. Pese a ello, opina que las circunstancias actuales del I+D en España son bastante malas. Actualmente entre 200 y 300 investigadores trabajan en España con este material.