Movistar tendrá más facilidad para lanzar promociones de fibra y ADSL desde 2014

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha aprobado la resolución definitiva sobre la metodología para analizar las promociones de Movistar. A partir del 1 de enero de 2014 podrá lanzar promociones temporales de sus servicios de banda ancha de una forma más flexible.

El regulador ha anunciado esta aprobación después de que haya pasado todos los trámites necesarios. La nueva metodología «flexibiliza la supervisión de las ofertas comerciales de Telefónica adecuándolas al nivel de competencia que existe en nuestro país para que los usuarios puedan disfrutar de ofertas más variadas por parte de los distintos operadores», explica la CMT en su blog.

Recordemos que aunque el regulador no fija los precios de ofertas o promociones de los operadores sí comprueba si éstas afectan al correcto y sano funcionamiento del mercado, o lo que es lo mismo, si son anticompetitivas por abuso de posición dominante u otras compañías pueden presentar ofertas similares a sus clientes. Se trata de una práctica de los mercados nacionales que viene recomendada desde la Comisión Europea.

La revisión se ha llevado a cabo dada la variación de la cuota de mercado de todos los operadores de banda ancha fija. Desde hace un año Movistar ha bajado del 50% y los alternativos cuentan con unos porcentajes similares a los de otros países de nuestro entorno, lo que ha llevado a la CMT a modificar su modelo de control para equipararlo con otros reguladores europeos.

Hasta ahora el regulador evaluaba todos los productos de Movistar antes de su comercialización, ya fuesen promociones temporales como ofertas sin límite de tiempo, comprobando el estrechamiento de márgenes. Con la nueva metodología solo evaluará con un test individual los planes de precio de ofertas de ADSL, fibra y/o con Imagenio permanentes, de modo que las temporales podrán llegar al mercado sin ser supervisadas por el regulador.

Una vez estén en el mercado, cada seis meses Movistar tendrá que enviar a la CMT todos los datos de ingresos y costes de estos productos y será entonces cuando el regulador estudiará su replicabilidad económica. «En el caso de que la CMT detecte que existe una situación de irreplicabilidad económica en este análisis, ajustaremos automáticamente, de forma temporal, los precios mayoristas afectados por esa oferta para corregir la situación de estrechamiento de márgenes», señala la comisión.