Microsoft podría rebajar el precio de las tabletas Windows RT

Microsoft podría rebajar el precio de las tabletas Windows RT

Claudio Valero

Microsoft está rebajando el precio de las licencias de Windows RT a los fabricantes para intentar fomentar las ventas de las tabletas con su nuevo sistema operativo. Esta versión de Windows está especialmente diseñada para tabletas con procesadores ARM, pero no acaba de despegar y su cuota de mercado es más bien limitada. El movimiento de Microsoft busca que más fabricantes apuesten por Windows RT en sus tabletas.

Según informa Bloomberg, Microsoft está rebajando el precio de las licencias de Windows RT a los fabricantes de tabletas. De esta forma quiere potenciar la adopción de su nuevo sistema operativo para dispositivos ARM y que más fabricantes se suban al barco. La bajada de precios podría afectar a las tabletas Windows RT de tamaño reducido.

Si comparamos las cuotas de mercado, Apple controla cerca del 40% con sus dispositivos iPad. Por el contrario, Microsoft se tiene que conformar con menos del 1% de la cuota de mercado con sus dispositivos Windows RT. Por ello, es necesaria una reacción desde Redmond que llegará en forma de rebaja para atraer a más fabricantes.

HP, Samsung y HTC parece que son reacios a lanzar dispositivos con Windows RT, ya sea por las expectativas de futuro que tienen puestas en ellos o por las bajas ventas de dispositivos ya lanzados. Acer ha declarado que será muy cuidadoso con el lanzamiento de nuevos dispositivos Windows RT y por ahora todo está en el aire. El caso de Dell es diferente ya que el fabricante sí está trabajando en nuevo equipos con Windows RT que deberían ir llegando al mercado en los próximos meses.

Microsoft espera que los avances de Intel en los últimos tiempos en relación a los procesadores ARM sirvan para que los fabricantes apuesten más por este tipo de dispositivos. Esto también ayudaría a la popularización de Windows RT. Los cambios que traerá Windows 8.1 también deben ser cruciales para el futuro de la plataforma.

¿Cuál es el futuro de Windows RT?