El mayor ataque de la historia en Internet reduce la velocidad en todo el mundo

Una disputa entre la organización Spamhaus y la compañía de almacenamiento Cyberbunker ha originado el mayor ataque de la historia de Internet conocido hasta el momento. Este ciberataque está provocando una ralentización de la velocidad de Internet en todo el planeta. Los expertos temen que puedan verse afectados los servicios de correo electrónico y los sistemas bancarios.

Según podemos leer en el diario 20 Minutos, un ciberataque masivo ralentiza Internet en todo el mundo. Todo se originó después de que Spamhaus, una organización con sede en Londres y Ginebra y que vela por un Internet sin spam, acusara a la plataforma Cyberbunker de ser utilizada para la difusión masiva de spam. Recordemos que Spamhaus trabaja además, con proveedores de correo electrónico para luchar contra estas prácticas.

Spamhaus mantiene unos listados que recogen las páginas web y los servicios de la Red que colaboran con la propagación del spam. El hecho de incluir a Cyberbunker en el listado, ha cabreado a la compañía de almacenamiento y a su comunidad de usuarios. Cyberbunker llevaría toda la semana colaborando con sus usuarios para atacar los sistemas de Spamhaus, según esta.

Los expertos de la BBC no han dudado en calificar al ataque como el mayor de la historia de Internet. Explican que han hecho uso de ataques DDoS, sin éxito, con el objetivo de colapsar los sistemas de la compañía Spamhaus. Se han llegado a registrar hasta 300 gigas de datos por segundo que eran enviados contra la organización que vela por el spam. Para que nos hagamos una idea, los ataques de más de 50 gigas por segundo son considerados muy graves.

Estos ataques están afectando a otros sistemas en toda la Red y en su funcionamiento en general. La velocidad de Internet ha descendido a causa de este ataque, por lo que los usuarios puede que aprecien una bajada de la velocidad de navegación en sus equipos. Uno de los servicios más afectados ha sido Netflix, aunque pronto se podrán ver consecuencias en servicios de correo y sistemas bancarios.

¿Habéis notado un descenso en la velocidad de Internet?