¿Por qué cierra Google Reader?

¿Por qué cierra Google Reader?

Claudio Valero

El cierre de Google Reader ha resultado un duro golpe para muchos usuarios, que habían convertido este servicio en uno de los pilares de su día a día. Google no ha sido demasiado claro sobre los verdaderos motivos del cierre, pero parece que todo apunta a cuestiones económicas y de rentabilidad.

Nuestros compañeros de AndroidAyuda nos dan la razón para el cierre de Google Reader. Según una fuente de All Things Digital, el dinero y el trabajo estarían detrás del cierre del servicio. El dinero es el que costaría contratar a los empleados que trabajan en la defensa de la compañía en los sucesivos casos de problemas con la privacidad. Recordemos que las críticas contra Google Reader por falta de privacidad han sido una constante en el tiempo, y su forma de utilizar los datos de los usuarios le ha ocasionado muchos problemas a los de Mountain View.

Aunque este no es el único motivo para el cierre de uno de los servicios más populares de Internet. La publicidad contextualizada que vemos al leer un correo de Gmail o realizar una búsqueda en Google es algo que no se estaba mostrando en Google Reader. El famoso lector de RSS no da ningún beneficio directo a los de Mountain View, que no olvidemos, es su principal objetivo.

Pese a conocer los motivos por los que Google habría cerrado su servicio de lectura de feeds, se nos plantean algunas cuestiones adicionales. Google podría haber decidido vender el servicio a otra compañía, en lugar de optar por el cierre unilateral. Seguro que hubiera encontrado alguna empresa interesada en la compra de Reader.

También podría haber estudiado formas de mejorar su rentabilidad, con publicidad o sistemas de suscripción mensuales. Existen muchas opciones de monetizar un servicio para hacerlo rentable y poder mantenerlo en el tiempo. Seguro que muchos de los que se lamentan hoy por el cierre, estarían dispuestos a haber hecho algo más.

Ahora ya se puede hacer poco, el servicio dejará de estar disponible el 1 de julio. Los usuarios ya han comenzado a buscar alternativas a Google Reader. Feedly y The Old Reader se han situado como dos de las favoritas, no obstante, veremos que ocurre en el momento del cierre definitivo. ¿Creéis que Google debería haber vendido Reader?