R inicia la primera fase de lanzamiento de su conexión 4G

R inicia la primera fase de lanzamiento de su conexión 4G

Redacción

Las conexiones de banda ancha móvil de alta velocidad llegan a Galicia en su primera fase de la mano del operador local R. La compañía ha puesto en marcha junto a Alcatel-Lucent el proyecto piloto con tecnología LTE (Long Term Evolution) previo al lanzamiento de su oferta comercial.

Una de las primeras conexiones 4G que llegarán al mercado lo hará gracias a R. El operador gallego obtuvo en 2011 una licencia de este tipo en la banda de 2,6 GHz con 10 MHz de ancho de banda y se dispone a acelerar el despliegue de las infraestructuras necesarias para convertirse en referente en su región en lo que a banda ancha móvil ultrarrápida se refiere.

«Hemos apostado desde siempre por la innovación ofreciendo servicios avanzados con el aval de calidad de la fibra óptica», indicó Arturo Dopico, consejero delegado de R. «Este piloto con Alcatel-Lucent demuestra que la tecnología LTE permite acelerar la disponibilidad de una amplísima oferta de servicios R en los hogares y en lugares públicos como hoteles, centros de convenciones o comerciales; servicios que van desde la TV en cualquier lugar y soporte a la navegación Internet de alta velocidad o los nuevos servicios de ocio y entretenimiento», explicó.

50 megas de velocidad de bajada

Desde Alcatel-Lucent destacan que «colaborando estrechamente con R hemos comprobado que LTE es un tecnología absolutamente fiable para los diferentes modelos de negocio que están analizando los operadores». En concreto esperan poder ofrecer 50 Mbps de velocidad real en dispositivos móviles a través de la nueva infraestructura, cuya cobertura inicial en esta fase piloto abarcará «tres áreas de Galicia», sin que se haya especificado cuáles serán.

Gracias a la nueva red móvil se espera avanzar de cara a solventar la llamada «brecha digital» que existe en algunas zonas de la comunidad. Por el momento se espera valorar la capacidad de esta tecnología en entornos urbanos y semirurales, pero sin duda supone una opción idónea a largo plazo de cara a que toda la población pueda acceder a Internet a alta velocidad.