El escaso control que impone Google dispara la presencia de malware en Android

La relación malware-Android empieza a ser demasiado estrecha. Las facilidades para la expansión de archivos maliciosos en la plataforma de Google han disparado su presencia en el sistema operativo móvil como demuestran los datos: el 96% del malware creado para móviles en el último trimestre fue diseñado de forma específica para Android.

El último estudio realizado por F Secure y recogido por nuestros compañeros de Androidayuda.com muestra cómo el problema de los virus y troyanos en Android sigue creciendo sin control. De todos los archivos maliciosos que se detectaron en móviles en 2010 los que estaban centrados en el SO móvil de Google eran un 11,25%. Al año siguiente esta cifra se multiplicó por 6 y en 2012 creció hasta acaparar nada menos que el 79%.

Por si fuera poco, en el último trimestre este porcentaje ha ascendido hasta el 96%, lo que indica que prácticamente todo el malware para dispositivos móviles está destinado a la plataforma del androide verde. Se trata de una cifra alarmante que viene a confirmar varios aspectos. En primer lugar señala cómo ha crecido Android en los últimos años. Como hemos visto en los últimos meses, es el claro dominador en lo que a sistemas operativos se refiere gracias a la amplia variedad de dispositivos que lo integran y sus numerosas ventajas.

Esta repercusión no pasa inadvertida para los desarrolladores de malware, que pretenden llegar al mayor público posible como a lo largo de los años se ve en otras plataformas tecnológicas como el caso de Windows. Sin embargo, sorprende el fuerte contraste entre el malware creado para el sistema de Google con el porcentaje que obtiene en este informe iOS, tan solo del 0,7%. No es precisamente la plataforma de Apple un sistema minoritario, por lo que cabe preguntarse a qué se debe tamaña diferencia.

Uno de los principales motivos podríamos encontrarlo en el escaso control a la hora de supervisar las aplicaciones por parte de Google. Mientras que Apple en ocasiones peca por exceso y dificultar demasiado el filtro para su App Store, la compañía de Mountain View parece equivocarse por lo contrario. Sus intentos por luchar contra los virus incluso en la Google Play han resultado muy poco efectivos, a lo que hay que sumar el problema de fragmentación en las versiones que sufre Android.

Tan solo el 1,6% del malware detectado es para la última versión del sistema, denominada Jelly Bean. No obstante, se trata de la menos utilizada por los usuarios, que siguen contando en su mayoría con Ice Cream Sandwich o Gingerbread. Ante esta situación Google debería actuar de inmediato para evitar que sus usuarios corran los múltiples riesgos que entrañan los archivos maliciosos, que van desde el robo de información personal almacenada en los móviles hasta potenciales estafas.

Hasta que Google mueva ficha es turno de los usuarios protegerse de estas amenazas. Como hemos venido recomendando, la precaución a la hora de instalar aplicaciones es fundamental. Igualmente, os aconsejamos contar con algún antivirus en vuestro dispositivo. Para ello podéis visitar la sección de antivirus en Androidayuda.com, donde encontraréis varias alternativas, algunas de ellas gratuitas.