Kim Dotcom, más cerca de ser extraditado a Estados Unidos

Kim Dotcom, más cerca de ser extraditado a Estados Unidos

Claudio Valero

Nuevo capítulo en el culebrón Kim Dotcom contra Estados Unidos. Un juez de Nueva Zelanda ha rechazado la petición de Kim Dotcom para tener acceso a todas las pruebas que tiene el FBI sobre él. Las pruebas servirán para juzgarle, en caso de que su extradición se produzca. Este revés acerca la extradición de Dotcom a Estados Unidos.

El Tribunal de Apelaciones de Nueva Zelanda revocó la sentencia del juzgado de primera instancia que instaba al FBI a conceder acceso a las pruebas en su contra a Kim Dotcom, según podemos leer en El Mundo. El fundador de Megaupload está en libertad bajo fianza desde febrero de 2012, al ser acusado por el FBI de ganar 175 millones de dólares desde el año 2005 con la copia y distribución no autorizada de contenido protegido por derechos de autor.

Recordemos que varios tribunales habían concedido acceso a Dotcom a las pruebas del FBI. Sin embargo, el Tribunal de Apelaciones declaró que corresponde al Estado que solicita la extradición el decidir que hacer con la información que presenta como apoyo a la solicitud. Además, advirtió que Estados Unidos deberá actuar con franqueza y buena fe a la hora de realizar la solicitud de extradición.

La batalla continúa

Kim Dotcom, el fundador de Megaupload, está acusado de hacer negocio distribuyendo material protegido por derechos de autor, blanqueo de dinero y fraude por crimen organizado. Los fiscales encargados del caso le acusan de ocasionar pérdidas para la industria cifradas en más de 500 millones de dólares, lo que lo convierte en el caso más grave de este tipo.

Los abogados de Dotcom rechazan las acusaciones y se defienden alegando que Megaupload era un servicio de alojamiento en la nube, y que la mayoría del tráfico y contenido eran legítimos. Por todo ello, el fundador de Megaupload y responsable del nuevo servicio Mega, ha mostrado su intención de continuar recurriendo todas las sentencias que le perjudiquen. Incluso, se ha mostrado desafiante en su Twitter al escibir “La lucha continúa. Ahora viene el Tribunal Supremo de Nueva Zelanda”.