En España es casi imposible ofrecer WiFi gratuito

En España es casi imposible ofrecer WiFi gratuito

Claudio Valero

En España es casi imposible ofrecer WiFi gratuito. La CMT permite a los Ayuntamientos que ofrezcan WiFi gratis siempre que se limite la zona de uso y la velocidad a 256 Kbps. Además deben inscribirse como operadores y pagar una tasa como las empresas privadas. La regulación es estricta y está muy alejada de la realidad en la que vivimos.

El WiFi gratuito parece que seguirá siendo una utopía según titula El País en su edición de ayer domingo. La precaria situación del WiFi gratuito en España viene de lejos. Actualmente 500 Administraciones, la mayor parte locales, tienen licencia para prestar este servicio. Pero la falta de financiación y la situación actual de crisis, han reducido al mínimo este servicio.

Las restricciones de la CMT para ofrecer WiFi gratuito son las siguientes:

– No debe suponer una competencia desleal con las compañías privadas.

– Se debe limitar el alcance de las conexiones para que no incluyan edificios de uso residencial

– Se debe restringir la velocidad de acceso a 256 kbps

Estas condiciones hacen prácticamente imposible que un organismo público ofrezca este tipo de conexiones gratuitas. Además, las compañías telefónicas están pendientes de todos los movimientos para intentar impugnar el servicio ante los tribunales. Los operadores españoles no quiere ver ningún modelo de negocio basado en la coinversión, según declara Jenaro García, el consejero delegado de Gowex, una compañía dedicada a ofrecer WiFi gratuito.

Esta compañía tiene proyectos en 18 ciudades españolas, y su financiación proviene de la publicidad geolocalizada y lo que aportan los entes locales. Existen ayuntamientos, como el de Elche, que después de desplegar una red WiFi gratuita en su ciudad, piensan que la inversión se compensa con el aumento del turismo.

Recordemos que, según la CMT, el acceso a Internet debe prestarse en régimen de autoprestación. Debe servir para satisfacer las necesidades propias del servicio por parte de los ciudadanos y no para navegar por páginas distintas a las vinculadas con la actividad del órgano municipal. Las comunidades de vecinos también pueden ofrecer WiFi gratuito siempre que no haya ánimo de lucro y que el servicio no esté disponible para todo el mundo (sólo para los vecinos). Por el contrario, los establecimientos comerciales si pueden ofrecer WiFi gratuito pero esta no debe ser su actividad principal.

¿Qué opináis de la situación de las conexiones gratuitas en nuestro país?