Lamentablemente la noticia de la sentencia del Tribunal Supremo era falsa

Lamentablemente la noticia de la sentencia del Tribunal Supremo era falsa

Claudio Valero

La noticia publicada ayer en la que hablábamos de que El Tribunal Supremo se posicionaba y declaraba que las webs de enlaces son legales, ha resultado ser totalmente falsa. La notica había aparecido en La Voz de Galicia, pero posteriormente se ha confirmado que esa supuesta sentencia del Supremo no existía.

A través del la cuenta de Twitter del abogado Javier de la Cueva hemos podido saber que la noticia que publicábamos ayer es totalmente falsa. La noticia titulada El Tribunal Supremo se posiciona: las webs de enlaces son legales, había sido extraída de la información publicada por La Voz de Galicia en su página web.

El abogado declaró que  la noticia del TS aparecida en La Voz De Galicia es falsa y que se trata de un caso ante la Audiencia Provincial que fue llevado por el Bufete Almeida. No existe ninguna sentencia del Tribunal Supremo con respecto a este caso.

En la noticia nos hacíamos eco de la publicación de La Voz de Galicia sobre el supuesto posicionamiento del Tribunal Supremo a favor de las web con enlaces de descarga. Las consideraba legales siempre que no llevaran asociado el lucro económico. Esta sentencia daba la razón a un juzgado de Ferrol en un caso de 2007.

En ese caso, se acusaba a un usuario que grababa el audio de películas de cine para posteriormente acoplarlo al vídeo que recibía desde Rusia. Se habla de más de 50.000 obras que luego se ponían a disposición de cualquier persona para descargar en la Red.

Varías compañías como Lauren Films Video Hogar, Twentieth Century Fox, Manga Films, Universal Pictures Spain, Warner y Paramount se personaron en la causa contra este ciudadano. Posteriormente la Audiencia Provincial de A Coruña le dio la razón al juzgado de Ferrol.

Repetimos que la noticia publicada por este diario gallego es totalmente falsa. Fuimos muchos los medios que nos hicimos eco de ella. Mucha gente se ilusionó con esta decisión del Supremo, una lástima que todo sea mentira.