Google y la dura batalla contra la fragmentación de Android

Google y la dura batalla contra la fragmentación de Android

Claudio Valero

Google ha actualizado la información sobre la cuota de uso de cada versión de Android. Por encima de todo, destaca la buena marcha de Jelly Bean, que crece en número de usuarios. La mala noticia para Google es que el 45 por ciento de los usuarios aún continúa con Android 2.3 Gingerbread. La famosa fragmentación es uno de los principales problemas para Google.

En AndroidAyuda publican todos los datos facilitados por Google sobre la cuota de uso de cada versión de Android. Los datos son del pasado 4 de febrero y nos sirven para extraer algunas conclusiones interesantes. En primer lugar, hablaremos de la versión más actual de Android, que no es otra que Jelly Bean. Esta versión está presente en el 13,6 por ciento de los usuarios, si sumamos los datos de la 4.1 y 4.2. Cada vez son más los usuarios que se actualizan a la nueva versión, aunque el motivo principal es que cada vez es mayor la cantidad de dispositivos con esta versión de serie.

Android 4.0 Ice Cream Sandwich aglutina al 29 por ciento de los usuarios del sistema operativo de Google, aunque su crecimiento se está estancando debido a la aparición de nuevas versiones. Ice Cream Sandwich, pese a su cuota, no va a conseguir superar a la versión más popular de Android, Gingerbread.

La versión 2.3 de Android, apodada Gingerbread, está presente en el 45,7 por ciento de los usuarios. Es decir, aproximadamente la mitad de poseedores de un terminal Android utiliza esta versión. Sin embargo, este porcentaje está descendiendo y en el último mes ha registrado una caída del 5 por ciento. Google está trabajando para reducir la cuota de uso de sus versiones más antiguas.

Cuota uso Android

En cuanto al resto de versiones, destacar que un 8,1 por ciento de los terminales cuentan con Android 2.2 Froyo y algo más del 2 por ciento con Android 2.1 Eclair. Las demás versiones tienen una cuota prácticamente despreciable y están cerca de la desaparición.

La supuesta llegada de Android 5.0 Key Lime Pie en primavera, podría alterar este gráfico. Aunque todo dependerá de la cantidad de dispositivos que se actualicen a esta nueva versión. Lo que tenemos claro es que para Google, la fragmentación es un gran quebradero de cabeza.

¿Creéis que la fragmentación irá desapareciendo progresivamente? ¿Debe Google hacer algo para terminar con ella?